La venta de pisos en Andalucía registra en 2015 el mayor aumento desde 2007

  • Las operaciones crecen un 10,6% gracias al tirón de la vivienda de segunda mano Los expertos creen que es pronto para hablar de recuperación El mercado supone apenas el 40% del de 2007

El mercado inmobiliario comienza a despertar. La compraventa de viviendas aumentó el 10,6% en Andalucía el año pasado, lo que supone el mayor incremento desde 2007. El año pasado se contabilizaron en Andalucía un total de 70.739 operaciones sobre viviendas, 1.074 más que en el ejercicio anterior, y se transmitieron 272.000 fincas, lo que supuso un incremento del 8,7%, el doble que la media española, según el Instituto Nacional de Estadística.

El incremento de la compraventa de viviendas se debió al tirón de los pisos de segunda mano, que registró su mejor cifra desde 2008. En total se intercambiaron 54.142 viviendas usadas, un 41% más que en 2014. En cambio, la vivienda nueva presentó el peor dato de toda la crisis, con tan sólo 16.597 operaciones, un 35% menos que en 2014. Pese a la mejoría, el mercado se mueve aún en niveles muy bajos en comparación con los años de la burbuja inmobiliario. El volumen de ventas registrado en 2015 supone algo más del 40% del contabilizado en 2007.

En el conjunto de España la tendencia es similar. La venta de viviendas repuntó el 11,1% en 2015 respecto a 2014 y sumó dos años consecutivos en positivo, lo que refleja una "reactivación" del mercado, según los expertos. En el año pasado se vendieron en España 354.132 casas, 35.000 viviendas más que en 2014, cuando comenzaron las primeras señales de mejoría con apenas 7.000 operaciones más que en 2013 (+2%). El incremento de 2015 es el mayor desde el inicio de la serie histórica en 2007.

Del total de casas vendidas, 276.267 (78%) eran usadas, con lo que este segmento de mercado alcanzó su cifra más alta desde 2007 y se anotó un incremento interanual del 37,2 %, sumando así tres años en poitivo. Para los expertos, el "atractivo" de la vivienda usada radica en su amplia oferta, gran parte de ella en manos de los bancos, el mayor margen de negociación en el precio y los menores impuestos con los que está gravada. Por el contrario, la venta de inmuebles nuevos bajó el 33,7%, hasta las 77.865 operaciones, y encadenó cinco años a la baja.

Por comunidades, sólo Navarra registró tasas negativas en la compraventa de viviendas, con un descenso del 1,7 %. País Vasco y Aragón lideraron el otro lado de la tabla con repuntes del 17,2% y del 16,6%, respectivamente.

"Todo apunta a que lo peor ha pasado, pero aún es pronto para hablar de recuperación. No hay que olvidar que hoy se vende una tercera parte de lo que se compraba hace diez años, apenas se construye y las hipotecas aún están en niveles muy bajos", explicó la responsable de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio. En su opinión, la reactivación tiene su origen "en la reapertura del crédito y en la moderación de la caída de los precios, que en 2015 han comenzado a repuntar de forma continuada en varias zonas del país". En 2016, añadió, se consolidará la normalización del sector, aunque, para ello, "es imprescindible que se mantenga la reapertura del crédito, mejore el empleo y haya estabilidad política porque la recuperación será lenta y moderada".

"Las transacciones han alcanzado un volumen razonable para la situación en la que se encuentra nuestro país", apuntó el director del Gabinete de estudios de pisos.com, Manuel Gandarias, quien subrayó que desde 2013, la compraventa de casas acumula un incremento del 30%.

Para el jefe de Estudios de Idealista, Fernando Encinar, el hecho de que el número de operaciones cerradas en 2015 sea similar al registrado en 2011 y un 54 % inferior al registrado en el pico del boom inmobiliario, "confirmaría que se trata de un proceso de normalización del mercado en vez de en los inicios de una nueva burbuja".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios