La resurrección de los parqués

  • Tras del cataclismo bursátil de 2008, el Íbex 35 inició la ascensión en marzo y acumula ya una subida del 18% en 2009 · Algunos expertos vaticinan que se producirá un nuevo bajón a partir de septiembre

Tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal coinciden en que lo peor de la crisis podría haber pasado, al percibir brotes verdes que invitan a pensar que las dificultades han tocado fondo. Entre estos, destaca la recuperación de las bolsas, que no reflejan la evolución de la economía, pero sí la confianza de los inversores.

La crisis económica y financiera comenzó a deteriorar los indicadores bursátiles ya a finales de 2007, y en 2008 se expresó con toda su crudeza. El selectivo español perdió un 39,4% el año pasado y pasó de los 15.182 puntos de la primera sesión del ejercicio a los 9.195 de la última. Lo que hasta entonces había sido un espacio donde obtener sustanciosas rentabilidades se convirtió en una pesadilla. La inestabilidad financiera, reflejada en la evolución del euro y el precio del petróleo, obligaba a sacar el dinero de los mercados.

Después de bajar de los 8.000 puntos en noviembre, el selectivo español remontó hasta superar los 9.000 puntos a finales de diciembre. Sin embargo, sólo fue un espejismo. El Íbex 35 fue perdiendo terreno y tres meses después, el 9 de marzo, marcó su mínimo desde octubre de 2003, en los 6.817 puntos. Al día siguiente inició una racha de 13 sesiones al alza que le llevó a superar los 8.000 puntos.

Esta ascensión no se entendía como el inicio de la recuperación. De hecho, las previsiones de final de 2008 apuntaban a que podría caer hasta el umbral de los 5.500 puntos. Sin embargo, el 17 de abril el selectivo español superó los 9.000 y justo tres meses después, el 17 de julio, consiguió rebasar la cota de los 10.000 puntos. Menos se ha resistido la barrera de los 11.000 puntos y el pasado jueves cerró en 11.046 puntos, un nivel que no alcanzaba desde principios de octubre del año pasado.

Son bastantes las voces que creen que la situación es ficticia y está sostenida por unos pocos en interés propio. Por eso, apuntan a que en los próximos meses podría verse una nueva caída que llevaría al selectivo español al nivel de los 8.800-9.200 puntos. Hay quien va más allá y estima que aún no se han visto los mínimos del año. El pasado viernes volvió a ceder la cota de los 11.000 puntos y cerró en los 10.901 tras perder un 1,31%.

Después de un 2008 en que Unión Fenosa fue el único de los valores de los 35 que se salvó de la quema al subir más de un 15% gracias a la opa por parte de Gas Natural, el panorama ha cambiado en apenas ocho meses y hoy son sólo seis las empresas que se sitúan en negativo en lo que va de año. El valor más rentable en 2009 es Técnicas Reunidas, con una subida del 120,72%. Le siguen OHL, con un repunte del 94,05%, Sacyr Vallehermoso (79,75%), Abengoa (62,48%) y Santander (61,48%). El primer banco español, que fue el peor de los grandes valores el año pasado con un recorte superior al 54%, en este ejercicio es el mejor de los blue chips. BBVA remonta un 41,57% (en 2008 cedió un 48%), Repsol suma un 17,10%, frente al -37% del último curso, y Telefónica gana un 11,23% (el año pasado perdió un 29%).

Mientras, Iberdrola se sitúa en la parte baja, con una rebaja del 2,44%. El sector energético domina los valores en rojo, sólo superados por Iberia, que es el farolillo rojo anual con un descenso del 13,28% por la caída de la demanda y la demora en la fusión con British Airways. Gas Natural, tras opar a Fenosa, cede un 11,97%, Enagás un 6,68%, Red Eléctrica un 4,91% y Endesa un 3,98%.

En cualquier caso, hay que ser prudente y ésa es la premisa de los analistas. Ramón Carrasco, de BNP Paribas-Fortis Banca, prevé que cuando pase este periodo, el ajuste podría ser "importante" y, por ello, aconseja ir "deshaciendo posiciones de las acciones acumuladas" en el último mes. Josep Prats, de Ahorro Corporación, estima que aún "es buena oportunidad" para entrar en el mercado, pero sin esperar revalorizaciones muy marcadas a corto plazo.

Para Eduardo Bolinches, de Bolsacash, el hecho de que las empresas sigan controlando los gastos genera más paro, que se traduce en menos consumo. Por tanto, la bolsa "se tiene que declinar ante eso" y dejar este rebote dentro de un mercado bajista. Este analista cree que la caída en septiembre será muy pronunciada.

Con todo, el rally alcista que viven los mercados de todo el mundo podría continuar hasta mediados de 2010, según calcula el analista estrella para Europa de Morgan Stanley, Teum Draaisma, aunque advierte de que a partir de ese momento, una vez la Fed suba los tipos de interés, podrían encadenarse 13 meses consecutivos de bajadas. Una racha que el gurú del banco estadounidense adelanta en tres meses el final de las subidas para el Íbex 35.

Lo que queda claro es que las predicciones no dejan de ser eso, predicciones, porque si algo ha demostrado esta crisis es que todo puede pasar y episodios como los de Lehman Brothers no son una quimera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios