El sector TIC prevé que 100 firmas salten al exterior

  • Eticom alerta de que apenas treinta están implantadas fuera y de que sólo el 20% de la facturación global procede de otros países

La internacionalización es la asignatura pendiente del sector TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) andaluz. La patronal del ramo, Eticom, subrayó ayer que la treintena de empresas que han dado el salto "apenas han notado la crisis", de ahí que se haya marcado como reto lograr que el 25% de las 400 que agrupa, es decir, 100 firmas, tengan presencia internacional en dos o tres años.

La fuerte atomización del sector está detrás de la escasa implantación exterior. "Para una empresa pequeña es difícil porque los costes de salir fuera son elevados", explica el presidente de Eticom, Adolfo Borrero. De hecho sólo el 20% de la facturación global del sector TIC andaluz, que asciende a 1.500 millones de euros, procede del negocio foráneo. "Se trata de un volumen francamente pequeño sobre la actividad total", lamenta Borrero.

De ahí que inste a las empresas a hacer un esfuerzo y a hacerlo de manera conjunta. "Las animamos a que se unan en consorcios de exportación" para tener mayor penetración y seguridad a la hora de abordar un nuevo mercado. De momento, la patronal ya ha impulsado tres grupos. Uno de ellos, denominado Sandex, está compuesto por Isotrol, Viavansi, Yaco y Yerbabuena Sotfware, y tiene como mercados prioritarios Chile, Panamá y México. El segundo, Aqu-e, involucra a empresas del sector TIC y de ingeniería (Telvent, GDO, Detectar, y Agua y Gestión) para ofrecer una gestión integral del ciclo del agua. Trabajan activamente en Panamá, Perú, Honduras, Nicaragua y Chile. Y, por último, el consorcio más joven es Archivaclinic. Compuesto por tres empresas granadinas, Agrupalia, Daimo y MTC Soft, tiene listas las soluciones que comercializará dentro del sector salud y se dirigirá a todo país de habla hispana.

El mercado latinoamericano genera un interés aplastante entre las TIC andaluzas por el idioma y la fuerte implantación de grandes compañías españolas -del sector financiero y las telecomunicaciones-, que realizan un efecto arrastre. Chile y Brasil son las que se llevan la palma. "Chile tiene una seguridad jurídica encomiable y ofrece un aterrizaje suave gracias a ayudas específicas a este tipo de empresas", analiza Borrero. Por su parte, "Brasil está registrando crecimientos sorprendentes y el español se está imponiendo como primer idioma en los colegios e institutos", añade. En general, Eticom recomienda abordar cualquier país latinoamericano, "ya que nuestras firmas pueden llevar su experiencia en estas tecnologías a aquellos mercados que están menos desarrollados", explica. Para ayudar en el salto exterior, la patronal abrirá antenas en algunas zonas. La primera estará en Polonia, para investigar las opciones que ofrece Europa del Este, y la segunda en Chile o México.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios