El sector turístico pierde fuelle en 2007 y acentuará su desaceleración este año

  • Exceltur vaticina un año "complejo" para las empresas turísticas, sobre todo del sector aéreo, que sufrirán la carestía del combustible y la fuerte competencia

Comentarios 2

El turismo crece, pero menos. Si España recibió 59,7 millones de visitantes extranjeros en 2007, lo que supuso un incremento del 2 por ciento con respecto al ejercicio anterior, la cifra no evitó que el sector sufriera una ralentización, ya que el Producto Interior Bruto (PIB) turístico pasó de crecer un 3,5 por ciento en 2006 a un 2,5 en 2007 -dato inferior al crecimiento del 3,8 por ciento que estiman los analistas para el conjunto de la economía española-. Además, las previsiones de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) para 2008 también apuntan a un "muy moderado crecimiento" de los beneficios empresariales.

La desaceleración del turismo se une así a la que está sufriendo el ladrillo, dos sectores que han sido motores del crecimiento español durante los últimos años. Y es que todos los indicadores oficiales de volumen de demanda turística en España muestran síntomas de agotamiento en sus ritmos de crecimiento: el incremento de la llegada de turistas extranjeros pasó del 3,7 por ciento de 2006 al 2,1 de 2007, y el aumento de las pernoctaciones hoteleras, del 6,3 al 2,2 por ciento registrado el año pasado.

Una de las principales razones que explican que los resultados empresariales se hayan estancado a pesar del aumento de la llegada de visitantes se encuentra en el gasto de éstos. Exceltur estima que el desembolso de los extranjeros en España cerró 2007 con un aumento del 3,6 por ciento, insuficiente para compensar una inflación turística que el INE cifra en el 4,4 por ciento de media anual. Por tanto, los ingresos turísticos del exterior en términos reales bajaron un 0,7 por ciento, situándose en 628 euros el gasto por turista.

El panorama para 2008, lejos de mejorar, se antoja más "complejo". Así, pese a que el número de turistas llegará a los 60,7 millones -un millón más que en 2007-, Exceltur apunta "un muy moderado crecimiento en las ventas y los beneficios de las empresas turísticas españolas dentro de la actual tendencia de desaceleración". En este sentido, el presidente de Iberia y vicepresidente del lobby turístico, Fernando Conte, señaló ayer que los resultados del sector de transporte aéreo van a ser los que más van a sufrir este año debido al alza del carburante. Conte no cree que el precio del petróleo se reduzca por debajo de una horquilla de entre 80 y 90 dólares por barril, situación que conllevará una "fuerte presión de costes" que va a ser difícil trasladar a los precios, debido a la sobreoferta que existe especialmente en el mercado europeo.

Asimismo, la patronal también advierte de un descenso en la demanda nacional de renta media-baja por la subida de la hipoteca y los precios de los recursos básicos.

De este modo, Exceltur estima que el PIB turístico moderará su crecimiento hasta el 1,9 por ciento, frente al 2,5 de 2007. El gasto por turista también se detraerá desde los 628 euros del ejercicio pasado a los 609 previstos para éste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios