Suspenso para las 'setas' y aprobado para el Plan Centro

  • La red de carriles bici es uno de los proyectos del último mandato mejor valorados por sevillanos de todas las edades y, pese a las críticas que ha tenido el 'blindaje' del casco antiguo, el 51,5% de los encuestados lo apoyan.

Comentarios 49

Un suspenso general para las setas de la Encarnación, el proyecto estrella del tercer y último mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín y que el actual equipo de gobierno inaugurará de manera apresurada antes de la campaña electoral. Ésta es una de las conclusiones que se desprenden de la encuesta realizada para este diario por la empresa Commentia, que también ha sondeado la opinión de los sevillanos acerca de otros dos proyectos que han protagonizado el debate en los últimos cuatro años: los carriles bici y el cierre del centro al tráfico.

Si más de dos tercios de los encuestados valoran de forma negativa el Metropol-Parasol, las tornas se invierten y casi el mismo porcentaje aplaude las infraestructuras para la bicicleta impulsadas por Izquierda Unida. Mientras que el blindaje del casco antiguo a los vehículos privados, a pesar de la gran contestación ciudadana que ha tenido su puesta en marcha, logra el aprobado: el 51,5% de los sevillanos a los que se le ha preguntado responden que este plan es positivo, frente a un 43,3% que lo rechaza.

De los tres proyectos seleccionados en la encuesta para averiguar la opinión de los sevillanos acerca de la ciudad, a tres meses de las elecciones municipales, el que sale peor parado es el de la Encarnación, cuya cinta está previsto que se corte el próximo mes de marzo, aunque las obras seguirán en este espacio durante unos meses más. El rechazo que genera esta obra, principalmente por su elevado coste y su estética, que rompe el paisaje de esta zona del casco histórico, es generalizado entre los votantes de todos los partidos políticos. En concreto, el 67,4% de los encuestados por Commentia entre el 8 y el 14 de febrero hacen una valoración mala del Metropol-Parasol y, de ellos, un 48,9% asegura que muy negativa. El rechazo es alto incluso entre quienes son votantes del PSOE, un 49%, frente a un 39% de apoyo; si bien en el caso de los simpatizantes del PP el porcentaje se eleva hasta el 92%, mientras que sólo un 4% ve positivo el proyecto. Los segundos más críticos son andalucistas, pues un 90% lo ve muy o bastante negativo. Entre quienes votan a Izquierda Unida, socio de gobierno en el Ayuntamiento, el rechazo también es elevado, pues supera el 50% y sólo un tercio lo aprueba.

Si la cruz del mandato está en la Encarnación, la cara está en los carriles bici impulsados por el gobierno de coalición PSOE-IU. La red, cuya gestión está en manos de Antonio Rodrigo Torrijos -que es el líder peor valorado por los participantes en este mismo sondeo, según publicó ayer este periódico-, cuenta ya con 120 kilómetros de carril y el reconocimiento de un amplísimo sector de la población: un 69,9% lo aplaude, tasa que se eleva hasta el 88% en el caso de los votantes del PSOE y de IU y que llega al 50,7% en el caso del PP. Es curioso que, entre quienes afirman que eligieron al PA en las elecciones de 2007, el rechazo iguala al aplauso en este tema. También que los afines al candidato Zoido que consideran muy positiva la nueva infraestructura de la bicicleta, o sea, los que le dan la mayor nota, sólo representen el 6,7%. La satisfacción entre los votantes populares es, por tanto, moderada.

La valoración de los carriles bici es muy buena, a pesar de las críticas que han generado las obras desde el pasado verano, pero el hecho de que la bicicleta vaya ganando adeptos en todas las franjas sociales equilibra bastante bien la puntuación. Los carriles bici, como ya ocurrió con el tranvía y la primera línea del Metro, han ido sumando puntos conforme se han consolidado.

Quizás la valoración que más sorprende es la del Plan Centro. A sólo dos meses de su puesta en marcha, el impacto del cierre del casco antiguo al tráfico privado no se conoce con demasiado detalle. Según la encuesta realizada por Commentia, más de la mitad de los sondeados ven positiva la iniciativa, una opinión que se eleva al 70,6% en el caso de los votantes socialistas y al 52% en los de IU. La peor nota sale de los afines al PA, pues un 70% lo rechaza, seguidos de los populares, que en un 57,3% critican el plan.

A pesar de la polémica suscitada por la prohibición de circular o estacionar durante más de 45 minutos, entre otras medidas que limita el plan, y el rechazo generado en el sector del comercio y los residentes del centro, donde el voto conservador tiene bastante peso, hay un 37,3% de sondeados que se declaran votantes del PP -partido que ha anunciado que derogará el plan si alcanza la Alcaldí- y que valoran positivamente la medida. De hecho, por los escasos balances que se conocen, el Plan Centro ha contribuido a mejorar la circulación, fomentando un aún leve repunte del transporte público y reduciendo un 20% el tráfico privado que, según la primera parte de la encuesta publicada ayer por este diario, se ha colado entre los grandes problemas de los sevillanos. Dos de cada diez encuestados citan las dificultades para circular por la ciudad como una de sus principales preocupaciones, después del paro y antes que la inseguridad ciudadana.

En general, la encuesta realizada para este diario confirma que el nivel de satisfacción con la vida en Sevilla es bastante aceptable: un 57,9% de los sevillanos se muestran conformes. La traducción de éste y otros datos se verá el próximo 22 de mayo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios