El PSOE se renovará y buscará líder en un congreso en febrero

  • Rodríguez Zapatero no aclara si Pérez Rubalcaba será el portavoz socialista en la investidura de Rajoy · El presidente del Gobierno en funciones prevé un encuentro con Rajoy para el traspaso de poderes

Comentarios 33

El secretario general de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que, "previsiblemente" en la primera semana de febrero -dijo que se estaban cuadrando las fechas-, el PSOE celebrará un Congreso ordinario. De esta forma, la dirección socialista atendió de forma casi inmediata la petición de su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, poco después de conocer la pérdida de 4,3 millones de votos y de 59 diputados, urgió a esta convocatoria.

Para darle forma, la cúpula socialista convocó para el próximo sábado el Comité Federal, que será el órgano encargado de aprobarlo formalmente.

"Es lo que procede, es lo que corresponde, que el partido afronte una nueva etapa, que la democracia y los compañeros diseñen el proyecto para el futuro de los próximos años y que lo hagan, como siempre en el PSOE, con toda la libertad y con todo el sentido de la responsabilidad con España", explicó.

A su juicio, el Congreso ordinario debe servir para "relanzar nuestra tarea, nuestro proyecto y nuestro diálogo con la sociedad" al objeto de "seguir manteniendo la coherencia de la responsabilidad con España".

Ante una pregunta periodística sobre si había puesto sobre la mesa su dimisión, el líder del PSOE insistió en que la dirección de su partido apostó "unánimemente" por el congreso como respuesta a los resultados electorales.

Sobre posibles aspirantes, Rodríguez Zapatero eludió el asunto otorgando todo el protagonismo en esas citas congresuales a los militantes. Escudándose en que la dirección socialista sólo había hecho un primer análisis de los resultados, sin entrar en las "cuestiones institucionales derivadas de las elecciones", no aclaró si Pérez Rubalcaba será el portavoz del Grupo Socialista en el debate de investidura de Mariano Rajoy.

Asimismo, el todavía máximo mandatario del PSOE indicó que la ejecutiva federal coincidió "unánimemente" con la valoración de los resultados que Pérez Rubalcaba hizo en la noche electoral. "Son unos resultados malos para el PSOE, que ha sufrido un fuerte deterioro en su respaldo popular. Son unos resultados que han otorgado una amplia victoria al PP… en unas circunstancias muy especiales como consecuencia de la grave crisis económica de las muy preocupantes tensiones que viven los mercados financieros", explicó el líder socialista.

En una especie de reedición del discurso por España "me cueste lo que me cueste", Rodríguez Zapatero defendió que los intereses generales siempre deben estar siempre por encima de los intereses partidistas. Previamente, insistió en la excepcionalidad de la situación, que "ha obligado al Gobierno a tomar difíciles decisiones, pero imprescindibles para su estabilidad y para la garantía de su solvencia. Circunstancias a las que ningún partido en el Gobierno se ha enfrentado desde la transición democrática".

A pesar de los malos resultados cosechados, el líder socialista agradeció el esfuerzo al equipo de campaña, a los militantes y, sobre todo, a Pérez Rubalcaba, con quien dijo mantener una relación "excelente". Igual de agradecido se mostró con los compañeros de su partido y con los propios ciudadanos por el respaldo que le han dado estos once años en primera línea política.

"Más allá del resultado electoral, lo que importa al PSOE es que España mantenga su solvencia, que garanticemos la estabilidad financiera, nuestra capacidad de financiación y que se abra el horizonte de una recuperación económica, que es lo que ansían y anhelan todos los ciudadanos", añadió.

Respecto al traspaso de poderes y la formación del nuevo Gobierno, Rodríguez Zapatero considera "previsible" un encuentro con Rajoy, "como es natural y lo aconseja la situación". En esta misma línea, mostró su máxima disposición al diálogo y a la colaboración con el PP.

En cuanto a la aceleración de los trámites, tal como planteó ayer por la mañana Miguel Arias Cañete en la Cadena Ser, el leonés comentó que en el traspaso de poderes "los plazos están tasados", y los detalló a partir de la constitución de las Cortes el día 13 de diciembre.

más noticias de ELECCIONES GENERALES 2011 Ir a la sección Elecciones Generales 2011 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios