Entrevistas

España vive sus días más asfixiantes

l Los termómetros se incendiaron la madrugada del martes en provincias como Málaga y Almería, con mínimas de 25,4 grados que rompieron el umbral del sueño y dejaron en vela a muchos ciudadanos. Por el día el mercurio rozó la cota de los 40 grados en muchas provincias del centro, el noreste y el sur de la Península. Imposible descansar con la presión del termómetro en cotas tan elevadas. Exceptuando la costa cantábrica, el resto del país vive una semana excepcionalmente calurosa, aunque los meteorólogos consideran que esta situación tampoco es tan inusual en esta época del año. De hecho, las temperaturas máximas distan aún de los registros históricos recabados por la Agencia Estatal de Meteorología. Hoy seguirá el calor que comenzará a remitir el jueves y el viernes para recuperarse otra vez el fin de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios