Care Santos, escritora

"Mujer y escritora era antes un deporte de alto riesgo"

"Mujer y escritora era antes un deporte de alto riesgo" "Mujer y escritora era antes un deporte de alto riesgo"

"Mujer y escritora era antes un deporte de alto riesgo"

-¿Care en inglés es cariño, cuidado?

-Mi Care es de Macarena. Mi padre nació en Camas. Mi madre vino de Mataró en una excursión con las monjas a Sevilla, se enamoró de mi padre y él emigró por amor. Empezó Medicina en Sevilla y la acabó en Barcelona. Fue un amor por correspondencia.

-¿Así surge su nombre?

-En una de esas cartas le decía que si tenían una niña le pondrían Macarena. Mi padre decía que la Macarena tenía cara de niña y la Trianera de mujer guapa. Muchos años fui hermana de la Macarena y la veo entrar todos los años.

-¿Y de Macarena a Care?

-Mi madre decía que era mucho nombre para tan poca niña.

-¿Se le pegó algo a la catalana del andaluz?

-En mi familia, mi madre fue la primera que se casó con un no catalán. Sí se le ha debido pegar, se vino conmigo a la promoción de la novela para quedarse la Semana Santa y la Feria.

-La idea de su novela surge en una reunión con 26 compañeras de colegio...

-El de la Inmaculada Concepción de Mataró. Casi todas vinieron a la presentación de la novela.

-El Nadal que ganó Carmen Laforet con Nada...

-Me sentí muy satisfecha de ganar un premio que ganaron Álvaro Cunqueiro, Ramiro Pinilla, Delibes, Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio.

-¿Por qué elige la boda de Carlos y Diana de Gales como decorado histórico?

-Necesitaba un trasfondo frívolo para contar una historia relacionada con la ley del Divorcio de Fernández Ordóñez. Fue la primera gran boda retransmitida para todo el mundo. Los lectores sí la vieron, pero las protagonistas no.

-¿La historia reciente es novelada y novelable?

-Aparece el 23-F, que fue cuatro meses antes de la boda y lo vivió una protagonista como diputada.

-Empieza en un internado de monjas, el único gremio del que habla bien Salinger en El guardián entre el centeno...

-Hay un clero maravilloso, pero suele ser el que menos se ve, el que menos habla y se manifiesta. No es el caso de la novela. Ese ambiente no lo viví pero es real.

-¿Qué concierto vivió usted similar al de los Beatles en Barcelona?

-Yo nací cinco años después de que vinieran los Beatles. Recuerdo el que dio David Bowie en Barcelona. El Régimen intentó por todos los medios que no vinieran los Beatles.

-¿Los presentó Torrebruno?

-Y la Embajada que acudió a recibirlos al aeropuerto fueron las hermanas Hurtado vestidas de folclóricas. ¡La imagen que se llevarían a Inglaterra!

-Cuenta que en el concierto se metieron contra unos teloneros de Madrid.

-Es una historia que lleva cerca de trescientos años.

-Marta quiere ser novelista y triunfa con los libros de cocina...

-La escritora italiana de cocina que aparece, Elena Spagnol, es real. Es la mujer de mi editor italiano.

-Las mujeres leen más. ¿Escriben más?

-Carmen Martín Gaite, Ana María Matute y Carmen Laforet fueron las pioneras en un tiempo en el que ser mujer y escritora era deporte de alto riesgo.

-¿Es una licencia lo de casarse con el diccionario?

-Es que la literatura no sé si es un matrimonio, pero sí es casi un sacerdocio.

-¿Los hombres de su novela son figurantes?

-Los hay figurantes, culpables, benefactores. Dice una amiga que cinco hombres se pasarían todo el tiempo hablando de fútbol.

-¿Lolita es un homenaje a Nabokov?

-No. He elegido nombres de esa generación.

-¿No había Macarenas?

-Desde que salió la canción de Los del Río me la han cantado en las aduanas de los aeropuertos de Tokio, Nueva York, Amsterdam.

-¿El pasado es ficción o hemeroteca?

-Escribir es recordar algo que nunca ha pasado. La frase es de Siri Hustvedt, mujer de Paul Auster y una escritora buenísima.

-Es de Mataró, la cuna de la rumba catalana...

-Peret es el más popular junto a Miquel Biada, el ingeniero que hizo el Mataró-Barcelona, el primer tren de España.

-¿Usted no vino de excursión a Sevilla?

-Estuve en la Expo 92 como periodista del Diario de Barcelona. Metí mi moto en el tren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios