Agreden a un edil del PSE en una moción contra ANV

  • La "moción ética" presentada por PNV y PSE en el Ayuntamiento de Pasaia (Guipúzcoa) ha sido aprobada en un tenso pleno en el que los 'abertzales' han golpeado a un edil socialista.

Los radicales, que portaban una pancarta y carteles a favor de la autodeterminación, llenaban el salón de plenos en el que se ha rechazado una propuesta de ANV, que gobierna en minoría esta localidad desde las pasadas elecciones generales.

Los gritos e insultos contra el PSE/EE y el PNV se han sucedido durante toda la sesión, en la que los tres puntos de que consta la llamada moción ética se han votado por separado.

Tras finalizar las votaciones y cuando una persona del público había tomado la palabra, los cinco concejales socialistas se han levantado de sus asientos y, en el momento en que se disponían a abandonar la sala, un grupo de radicales se ha abalanzado sobre ellos.

Uno de los simpatizantes 'abertzales' ha propinado un puñetazo en la ceja al concejal socialista y ex alcalde de Pasaia Bixen Itsaso mientras arreciaban los gritos del público de "fascistas", "torturadores" o "PSOE y GAL son lo mismo".

Los escoltas, que habían formado un cordón de seguridad en torno a los ediles, consiguieron sacar a éstos fuera del salón de plenos entre el tumulto y la confusión.

El edil víctima de la agresión ha sufrido una pequeña brecha en la ceja, aunque no ha necesitado asistencia sanitaria, según han informado a Efe fuentes del PSE.

El único edil de la oposición en tomar la palabra fue el del PP, Ángel Olaso, que fue insultado y también objeto de mofa cuando aludió a la Constitución y al Estatuto como normas convivencia y cuando aseguró que "el derecho a decidir es de todos los ciudadanos españoles".

Los dos primeros puntos de la moción ética, los referidos a la defensa de todos los derechos humanos, a la apuesta por las vías exclusivamente políticas y a la condena de las acciones de ETA y del uso de la violencia recibieron el respaldo de todos los partidos, a excepción de ANV.

El último, el que exige la dimisión de sus cargos de gobierno a aquellos que no suscriban los principios anteriores, contó con el apoyo de los cinco ediles del PSE/EE, los dos del PNV y del único del PP, los votos en contra de los siete de ANV y la abstención del concejal de EB y de la representante de EA.

El texto de ANV, considerado "técnicamente" por el secretario municipal como una enmienda a la totalidad, lo defendió el portavoz de este partido, Ander Poza, quien acusó a PNV y PSE/EE de intentar conseguir "mediante un fraude político disfrazado de ética lo que no lograron en las urnas".

Afirmó que lo que buscan esas formaciones es "una ilegalización paralela al convertir la moción en su propia Ley de Partidos".

Ésta es la décima corporación guipuzcoana donde se debate la moción ética y la tercera que la aprueba, tras las de los ayuntamientos de Soraluze y Legazpi, ambas votadas en sendos plenos el pasado 7 de mayo. También ha prosperado en Ibarrangelu (Vizcaya) y Villava (Navarra).

Ha sido rechazada en Arrasate, Hernani, Bergara, Eskoriatza, Villabona, Azpeitia y Antzuola, así como en el ayuntamiento vizcaíno de Elorrio.

El próximo 5 de junio se debatirá la registrada en el Ayuntamiento guipuzcoano de Urretxu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios