Alrededor de 1.000 salmantinos se manifiestan frente a la sede del PP en Madrid

  • Cerca de 1.000 vecinos de Salamanca se concentraron hoy en la calle Génova de Madrid a las puertas de la sede del Partido Popular convocados por la Federación de Vecinos de Salamanca (Fevesa), y en respuesta al reciente plan de impuestos que el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, se ha negado a retirar.

La protesta, que partió a las doce del mediodía de la calle Almagro, contaba con el apoyo de unos 800 vecinos trasladados a Madrid en 17 autobuses, y fue acogida por una comitiva de unos 200 integrantes de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Framv) en la plaza de Alonso Martínez. 

  Se trata de la cuarta concentración organizada por Fevesa (la más multitudinaria reunió a unas 40.000 personas en la plaza Mayor de Salamanca, según los convocantes) dado que las tres anteriores no han tenido efecto alguno en la decisión del Consistorio.

  Concretamente las subidas impuestas por el Ayuntamiento afectan a servicios básicos como la contribución municipal (un 17% más), la recogida de basuras (34,8% más) y la depuración del agua (13,7%). Esto se traduciría en un incremento de unos 200 euros de gasto al año por familia.

  El presidente de Fevesa, José María Collados, leyó un manifiesto en el que retrató la situación del conflicto y denunció la arbitrariedad del alcalde con sus ciudadanos que "tan sólo recibimos el insulto, el ninguneo y la amenaza de quitar la subvención a la federación de vecinos".

  Asimismo, el texto hacía referencia al presidente del PP, Mariano Rajoy, al que la asociación envió varias cartas pidiendo su mediación, acusándole si bien no de autor, sí de "cómplice del atropello que se está cometiendo a los salmantinos". Y también recordó a los mandatarios políticos que "ganar unas elecciones no es un cheque en blanco que le dé la libertad al gobernante de turno de poder hacer lo que le venga en gana".

  En declaraciones a Europa Press, Collados quiso remarcar que las federaciones son órganos "apartidistas". "Sólo pedimos que no se cargue a los ciudadanos con el resultado de una mala gestión", afirmó. El presidente de Fevesa dijo además que "si el alcalde decide no cobrar una deuda de un constructor con el Ayuntamiento, no tienen que ser los ciudadanos quienes la paguen", en referencia al constructor Mario Curto, al que según Collados el Consistorio "ha dejado de cobrar" una deuda de 20 millones de euros.

 "El ayuntamiento de Salamanca tiene ya una deuda de 135 millones de euros, el máximo legal permitido. Y venimos a Madrid y a la sede del PP porque es este partido el que está haciendo una mala gestión", justificó Collados. "Si Rajoy quiere prometer una rebaja de impuestos, que empiece por Salamanca que lo está pidiendo alto y claro", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios