Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

Sequía

Camps evitará que Zapatero "humille" a los valencianos con el trasvase

  • Francisco Camps, president de la Generalitat valenciana, utilizará "cualquier tipo de iniciativa" para evitar el trasvase de agua del Ebro a Cataluña.

El president de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha anunciado hoy que utilizará "cualquier tipo de iniciativa", incluidas las manifestaciones "a la escala que correspondan", para oponerse a la "humillación" que supondría para la Comunitat que el Gobierno trasvasara agua del Ebro a Barcelona.

Camps, quien ha hecho estas declaraciones tras presidir la primera reunión de la comisión interparlamentaria del PPCV con diputados y senadores, se ha referido así a la posible autorización, por parte del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, de un trasvase de agua del Ebro a la capital catalana en caso de persistir la sequía.

"Como president de la Generalitat no voy a admitir la humillación que significaría que lo que no se permite para nosotros se permita para otros territorios de España", ha señalado Camps, para quien el "injustificado" proyecto hídrico para Barcelona sería "paradójico" ante la derogación, a su juicio tomada en 2004 mediante un "decretazo" del Consejo de Ministros, del trasvase hacia la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería.

El jefe del Consell, quien ha insistido en que no se opone al reparto hídrico para Barcelona y Aragón, sino a su carácter excluyente respecto a las regiones del arco mediterráneo, se ha mostrado "convencido" de que su postura estará respaldada por los Gobiernos murciano y andaluz y por "todos los españoles de bien".

Tras defender la "tensión" mantenida por la Generalitat y el PPCV para reivindicar el trasvase del Ebro, Camps ha anunciado que "nadie en esta tierra se arrodillará ante decisiones de semejante calado" tomadas por parte de un presidente del Gobierno que, a su juicio, "no tiene categoría, ni personal ni política", para pasar del "desprecio" que ha mostrado hacia los valencianos en la última legislatura a su "humillación" con ese posible trasvase a Barcelona.

En cuanto se confirme ese proyecto, Camps pretende mantener reuniones "a nivel gubernamental" con los presidentes andaluz, Manuel Chaves, y murciano, Ramón Luis Valcárcel, entre otras "muchas actuaciones" que irá "desgranando en próximos días y semanas".

Asimismo ha reclamado a quienes se han opuesto al trasvase del Ebro si apoyarían ahora el proyectado para la Ciudad Condal, y ha recordado que el Plan Hidrológico Nacional contemplaba las necesidades de todos los territorios, incluidas las del área metropolitana de Barcelona.

Tras criticar que el Ejecutivo "no haya invertido un solo euro" en las infraestructuras de regadíos del Pacto del Agua de Aragón, Camps ha señalado que tanto Cataluña como la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería tendrían "ya" el trasvase del Ebro "hecho" si Zapatero "no hubiese hecho caso a los radicales independentistas de ERC".

"Pondremos en marcha todo lo que haga falta para que esta hipotética y presunta injusticia que se puede cometer no se cometa", ha insistido para recordar los avances modernizadores que ha hecho el campo valenciano para aprovechar al máximo la "escasez estructural" de agua en el arco mediterráneo.

Ha valorado el respaldo conseguido del Comité de las Regiones (CdR) del conocido como "Informe Camps" sobre sequía y trasvases, y ha defendido tanto las "previsiones y expectativas legítimas" de los territorios por donde pasan los ríos excedentarios, como el respeto ecológico en las cuencas hidrográficas de las que debe tomarse el agua sobrante para que sea utilizada en los territorios deficitarios y se convierta en "riqueza para todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios