Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

ETA amenaza con atacar "donde sea" a las Fuerzas de Seguridad

  • La organización terrorista afirma que el asesinato de los dos guardias civiles se produjo en un enfrentamiento armado

La organización terrorista ETA ha asumido la autoría del atentado en el que fueron asesinados los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero el pasado día 1 en Capbreton (Francia).

En un comunicado que publicará hoy el diario Gara y del que éste daba ayer cuenta en su edición digital, ETA anuncia que actuará contra las "fuerzas y aparatos represivos" del Estado español "sea donde sea".

La banda terrorista califica de "ejecución" el asesinato de los guardias civiles y dice que se produjo en un "enfrentamiento armado" en la localidad de Capbreton, en las Landas.

El comunicado señala que ETA advirtió "de forma directa" ante la "delegación del Gobierno español y los mediadores internacionales" durante el "proceso de negociación" de que había detectado "prácticas del terrorismo del Estado contra militantes vascos" y que, "ante esos intentos, respondería". Añade que "ha ocurrido lo que estaba anunciado hace tiempo: el 1 de diciembre, ETA ha respondido ante la incesante presión de las fuerzas armadas de España contra militantes vascos".

ETA afirma, según Gara, que actuará "contra todas las fuerzas y aparatos represivos del Estado español, en tanto éstos sigan siendo instrumentos para oprimir a Euskal Herria".

Al tiempo, el Tribunal Superior de Londres falló ayer a favor de la extradición a España de tres presuntos etarras detenidos el pasado abril en Sheffield (norte de Inglaterra). Los imputados -Íñigo María Albisu Hernández, de 23 años; Zigor Ruiz Jaso, Lukas, de 29; y Ana Isabel López Monge, de 36- perdieron el recurso de apelación que habían formulado contra su entrega a las autoridades españolas.

Dos jueces del Tribunal Superior desestimaron ayer los argumentos de los abogados de los presuntos etarras, que disponen ahora de catorce días para apelar ante los magistrados de la Cámara de los Lores, máxima instancia judicial del Reino Unido.

En caso de que el permiso para apelar sea denegado, los tres imputados serían extraditados dentro de un plazo de diez días.

Los supuestos etarras habían apelado contra el fallo de la jueza Caroline Tubbs, del londinense Tribunal de Westminster, que el pasado 17 de agosto ordenó devolver a España a los tres acusados. Los supuestos etarras están acusados de formar en Inglaterra un comando de reserva "a la espera de recibir instrucciones de sus superiores para viajar a España y perpetrar atentados", según las autoridades españolas. En varios recursos, los abogados de los presuntos etarras alegaron "errores formales" de las euro-órdenes, que calificaron de "poco claras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios