La Fiscalía no respetará el plazo exigido por Garzón para responderle sobre su inhibición

  • El magistrado deja en libertad a otros seis imputados por la operación Gürtel

La Fiscalía Anticorrupción indicó ayer que no responderá a la petición realizada la víspera por el juez Garzón -en la que daba al Ministerio Público un plazo de 48 horas para que le comunicara si procedía su inhibición del caso Gurtel en favor del Tribunal Supremo (TS)- hasta que no acabe el estudio de un informe policial.

Según informó el Ministerio Público, las fiscales encargadas del caso están estudiando ese informe, que fue remitido el pasado martes por el propio Garzón, y que no resolverán hasta que concluyan su análisis. Esto significa que la decisión del juez de inhibirse en favor del TS, al existir entre los imputados aforados del PP, deberá esperar unos días.

Fuentes fiscales apuntan que es poco probable que se haga dentro del plazo que tiene el magistrado para inhibirse, concretamente de tres días según la ley de Enjuiciamiento Criminal, y que concluiría hoy, por lo que deberá esperar hasta la semana próxima.

Parece que esta decisión de Anticorrupción se produce por un malestar generado a raíz de que Garzón pudo conocer los nombres de los aforados implicados el pasado viernes por una llamada telefónica de la Policía, y éste no se lo hizo saber hasta el martes, cuando les remitió ese informe.

Mientras el magistrado decide sobre su inhibición, la investigación sigue su curso. Garzón tomó ayer declaración a otros seis imputados, que finalmente quedaron en libertad sin medidas cautelares, aunque les mantiene los cargos de los que se les acusa. Los imputados que desfilaron ante el juez son apoderados de empresas ligadas a la trama de corrupción que, presuntamente, encabeza el empresario Francisco Correa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios