Gobierno y PP rechazarán que el nuevo partido de Batasuna esté en las urnas

  • El PNV pide que no se pongan obstáculos para que la renovada marca de Batasuna pueda estar en las urnas si cumple con la Ley de Partidos y las sentencias.

Comentarios 5

El Gobierno y el PP convienen en que el nuevo partido político que la izquierda abertzale afín a Batasuna presentará este lunes en Bilbao no podrá concurrir a las elecciones locales de mayo mientras no condene la violencia y rompa con ETA. La postura compartida por el Ejecutivo y el PP no coincide con la que defiende el PNV, partidario de que no se pongan obstáculos para que la renovada marca de Batasuna pueda estar en las urnas si cumple con la Ley de Partidos y las sentencias judiciales. 

El ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha expresado su convicción de que los tribunales no permitirán que sea legal el nuevo partido salvo que manifieste sin ambages, de forma "irreversible, tajante y para siempre" que condena la violencia y rompe con ETA. "A partir de ahí, la legalidad es posible, pues su práctica no estaría ligada" al empleo de las armas, ha sentenciado Jáuregui. 

Según el ministro de la Presidencia, "una declaración jurídica más o menos hábil" no podrá romper la jurisprudencia al respecto: Batasuna es un partido ilegal porque "es parte de ETA". Ha apuntado que será la Fiscalía la que a partir del miércoles, cuando se registren los estatutos en el Ministerio del Interior, comenzará a recabar información para comprobar si se da esa ruptura clara con la violencia y si hay miembros "tapados" de Batasuna. 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha aseverado que su partido "no va a consentir de ninguna manera" que Batasuna esquive la justicia y pueda concurrir a las urnas en mayo sin consumar su divorcio de ETA. De Cospedal, en un acto en La Roda (Albacete), ha advertido: "Como llevan 50 años matando, tendrán que demostrar durante mucho tiempo que, de verdad, quieren comportarse como demócratas y que condenan el terrorismo". El PP, según su número dos, "tiene muy claro que ETA debe disolverse, entregar las armas" y pedir perdón a las víctimas. 

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha defendido que, si la izquierda abertzale cumple la Ley de Partidos que la ilegalizó en 2003, compita en las urnas. "Si dan los pasos, si cumplen con los requisitos, las leyes y las sentencias, si acompañan los dichos y los hechos, nadie debería impedirles terminar con lo que han empezado. Si cumplen como ellos se han comprometido, deben estar", ha opinado Urkullu. 

En un acto de partido en San Sebastián, el líder del PNV se ha mostrado convencido de que la nueva formación de Batasuna podrá concurrir a la cita del 22 de mayo. "Pese a todo lo que vamos a tener que ver a partir de mañana, estar en las elecciones van a estar. Y eso lo sabemos todos. Lo saben ellos, lo sabe el Gobierno español, lo sabe el PP y lo sabe toda la sociedad", ha dicho Urkullu sin aclarar en que fundamenta su convicción. 

Rubén Múgica, hijo del socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA hace quince años, ha pedido que el Estado actúe "desde mañana mismo" contra la nueva formación de la izquierda abertzale. Múgica, militante de UPyD, ha remarcado que el nuevo partido "es ETA", como también lo es el histórico dirigente de Batasuna Rufi Etxebarria, el encargado mañana de dar a conocer las razones que han llevado a impulsar el proyecto político. En el acto en memoria de su padre, Múgica ha exigido que los "vencidos sean los criminales, los Rufis y toda esa basura, y los vencedores, los ciudadanos que llevan décadas sometidos al imperio del silencio". 

El portavoz de UPyD en el País Vasco, Gorka Maneiro, ha opinado que el plan de la izquierda abertzale "está muerto antes de nacer", al tiempo que ha censurado a los partidos -PNV, Eusko Alkartasuna, Aralar y Ezker Batua- que acompañarán a Batasuna al acto de presentación, cuando "no han movido un dedo durante 30 años para acabar con ETA". El coordinador general de EB, Mikel Arana, ha confiado en que los promotores de la nueva formación hagan "una referencia expresa de rechazo a la violencia de ETA". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios