El Gobierno vasco se ve abocado a pagar este año las ayudas a las familias de los presos

  • El TSJPV no considera que las subvenciones de los viajes a las cárceles legitimen el terrorismo

El Gobierno vasco pagará 225.076 euros a familiares de presos de ETA para sus desplazamientos a las cárceles, después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) rechazara la petición del Gobierno central de suspender de manera cautelar estas ayudas.

El Ejecutivo vasco se verá obligado a pagar las ayudas, aunque ya no concederá más en los años siguientes, según confirmaron fuentes de la Lehendakaritza.

El Gobierno de Patxi López hará efectivo el pago de estas ayudas, que convocó el anterior Ejecutivo autonómico, pese a que su intención era anularlas.

El Ejecutivo de Zapatero recurrió esta convocatoria y solicitó su suspensión cautelar, al entender que la ejecución de esas ayudas supondría una "transgresión irreparable" a la Ley de Reconocimiento y Reparación de las Víctimas del Terrorismo.

Sin embargo, el TSJPV no lo entendió así y denegó la suspensión cautelar de la convocatoria de las ayudas. El Alto Tribunal justificó su decisión al considerar que aunque en la mayoría de los casos tales ayudas irán a parar a familiares del "círculo etarra", "ello no entraña necesariamente una legitimación ética, social y política del terrorismo".

El Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publicó ayer la resolución por la que se hace pública la relación de los más de 250 beneficiarios de las subvenciones concedidas al amparo de la orden de 4 de marzo de 2009, aprobada por el Ejecutivo de Ibarretxe.

La orden de convocatoria se aprobó dos meses antes de la entrada del Gobierno de López y la cuantía de las ayudas asciende a 225.076 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios