La Guardia Civil detiene en un control a dos etarras armados no fichados

  • La medidas de refuerzo de los controles de seguridad adoptadas en diciembre hacen posible la detención de Igor Portu y Martín Sarasola, presuntos terroristas no fichados, en la localidad gipuzcoana de Arrasate-Mondragón

Fruto de las medidas de presión con más controles de seguridad, la Guardia Civil ha detenido hoy a dos presuntos miembros de ETA en la localidad guipuzcoana de Arrasate-Mondragón. Se trata de Igor Portu y Martín Sarasola, dos miembros 'legales' de la banda terrorista, es decir, sin ficha policial hasta la fecha. Según fuentes próximas a la investigación, ambos iban armados y eran vecinos de Lesaka, localidad ubicada en Navarra.

Los arrestos se produjeron en torno al mediodía de hoy, en un control establecido por los Grupos Antiterroristas de la Guardia Civil en Arrasate-Mondragón. Los dos presuntos terroristas, que iban armados en el momento de la detención, han sido detectados gracias a las medidas de refuerzo de los controles de seguridad realizados a lo largo del mes de diciembre en la zona y, consecuencia de esta operación, no se descartan nuevos arrestos.

Ninguno de los dos presuntos terroristas estaba fichado, por lo que hasta que no han pasado algunas horas,no se han conocido demasiados detalles. Así, a lo largo de la tarde, se han contrastado las identidades de los supuestos etarras: Igor Portu Juanena y Martín Sarasola, de 29 y 30 años. Ambos son vecinos de la localidad navarra de Lesaka, donde Portu trabaja como técnico de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Bortziriak-Cinco Villas, labor que comprende, además del municipio citado, los de Arantza, Bera, Etxalar e Igantzi.

Por parte del PP, el presidente de esta formación en Vizcaya, Antonio Basagoiti, ha calificado de "excelente" noticia la detención de Portu y Sarasola, ya que "éste es el camino para conseguir la paz y la libertad verdadera".

Segundo comunicado

Estas detenciones llegan después de que la banda haya hecho públicos dos comunicados desde que empezó 2008. El primero de ellos se anunció el día 2 en Gara, en el que además de reivindicar los atentados perpetrados el 16 y el 24 de diciembre, en Sestao y Balmaseda, arremetió contra la "estrategia de estado de excepción" mantenido por el Gobierno central para intentar la "destrucción del independentismo vasco".

El segundo texto se dio a conocer el sábado, y en él ETA realizó comparaciones entre "Euskal Herria" y Kosovo y Escocia. La banda terrorista reiteró su lucha contra el "terrorismo de Estado" y auguró "largos años de conflicto". Además, y junto a las críticas al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, también incluyó reproches a la Administración regional, liderada por Juan José Ibarretxe. Particularmente, se refirió a su Plan como "un nuevo fraude", al representar una "falsa confrontación con el Estado". Ambos textos recibieron la condena unánime de las fuerzas democráticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios