Juan Ignacio Zoido: "Sólo esperamos que ETA anuncie su disolución definitiva"

  • Insiste en que la banda está "estado terminal, agónica" e insiste en que "no habrá impunidad ni concesiones" porque "no ha sido un acto voluntario" sino fruto de su temor a que su arsenal fuera intervenido.

Juan Ignacio Zoido." Juan Ignacio Zoido."

Juan Ignacio Zoido." / Pablo Vázquez

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dicho este lunes sobre la entrega de ETA a las autoridades francesas de la localización de depósitos de armas que sólo espera que la banda "anuncie su disolución definitiva, que se arrepienta de todo el sufrimiento causado y que pida perdón a las víctimas".

"Mientras eso no ocurra seguiremos trabajando para que lo que queda de ETA desaparezca de nuestras vidas de una vez por todas muy especialmente por la justicia y por la memoria de las víctimas del terrorismo, para que no se difumine el auténtico relato y que toda la sociedad sea consciente de que hubo víctimas y asesinos", ha asegurado.

En su visita a la Jefatura de Información de la Guardia Civil, Zoido ha manifestado que el sábado se pudieron contemplar "unos hechos que son consecuencia y prueba evidente de la derrota de ETA, ya que solo entrega las armas quien se rinde, quien se sabe derrotado y quien advierte la inutilidad de seguir con unas acciones que carecen de futuro y con sus responsables entre rejas".

"Gracias a la Guardia Civil, la Policía Nacional y las fuerzas de seguridad francesas ETA está derrotada y sus acciones terroristas forman parte de un pasado que no vamos a olvidar y que no queremos olvidar pero un pasado que ya no volverá", ha afirmado Juan Ignacio Zoido, informa el Ministerio.

Zoido ha reivindicado que "la mejor verificación del desarme y de la situación agónica de la banda terrorista es la que llevan a cabo la Guardia Civil y la Policía nacional" y ha apostillado: "El Gobierno de España y los españoles no necesitan que se lo certifique nadie más".

Se ha referido a la entrega por los mediadores para el desarme, los autodenominados "artesanos de la paz", de las coordenadas de ocho depósitos de armas al coordinador de la Comisión Internacional de Verificación, Ram Manikkaligam, en el Ayuntamiento de Bayona (Francia).

El ministro ha señalado que los hechos que tuvieron lugar el pasado sábado "volvieron a demostrar el estado terminal y la agónica situación en la que la organización terrorista lleva ya instalada unos cuantos años".

Zoido ha indicado que "el acto propagandístico del sábado nunca supondrá un atajo, beneficio o rédito político para ETA y su entorno, del mismo modo que por dejar de matar no han obtenido ventaja alguna".

Ha insistido en que "no habrá impunidad ni concesiones con los rescoldos de una ETA derrotada porque además no ha sido un acto voluntario de la banda sino de urgencia ante el riesgo evidente de que su arsenal fuera intervenido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

El titular de Interior ha subrayado que la derrota de ETA "es un triunfo de la democracia impulsada en todo momento por la virtud y el ejemplo ético de las víctimas del terrorismo".

"Una victoria de los demócratas sobre los violentos que hemos conseguido juntos pero con mucho sufrimiento y mucho dolor, apoyándonos en el imperio de la ley, en el valor de la unidad política, en la fluida cooperación internacional, especialmente con Francia, y en la eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", ha apostillado.

Zoido ha recordado a los 243 guardias civiles asesinados por la banda desde José Antonio Pardines en Villabona (Guipúzcoa) en 1968 hasta Carlos Saenz y Diego Dalva en Palmanova (Mallorca) en 2009, y ha mencionado también a Fernando Trapero y Raúl Centeno, asesinados en Capbretón (Francia), el 2 de diciembre de 2007 "en los últimos estertores de la macabra historia de ETA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios