Laureano Oubiña pide a Susanna Griso 1 euro por llamarle "narcotraficante"

  • Su abogado dice que ya ha cumplido las penas por delito contra la salud pública y "por lo tanto, en todo caso, sería ex narcotraficante"

Laureano Oubiña Laureano Oubiña

Laureano Oubiña / Efe

Comentarios 1

Laureano Oubiña ha solicitado ahora un acto de conciliación a la presentadora de Espejo Público, Susanna Griso, por haberle calificado de "narcotraficante gallego" en su programa. La solicitud fue presentada  en el juzgado de Alcobendas (Madrid), ha informado su abogado, Manuel Álvarez de Mon, y en la misma le reclama a la presentadora 1 euro como indemnización, que será donado a la Fundación San Francisco de Asís, de reinserción y rehabilitación social de Colmenar Viejo (Madrid).

"Oubiña, que actualmente tiene cumplidas sus condenas por delito contra la salud pública por razón de sustancias que no causan grave daño a la salud, y habiendo sido licenciado de las mismas y no haber tenido ninguna condena relacionada con sustancias graves" y "por lo tanto, en todo caso, sería ex narcotraficante", señala el escrito presentado por en los juzgados.

El abogado de Oubiña explica que su defendido exige a la presentadora que "en el siguiente programa de Espejo Público, tras la celebración del acto de conciliación, reconozca la improcedencia de calificar actualmente de 'narcotraficante gallego' a Laureano Oubiña".

Según el letrado, calificarlo de "narcotraficante gallego" implica una falta a la realidad actual y un flagrante atentado a su honor, imponiéndole al cumplimiento de su pena de cárcel, ya cumplida, una pena moral que implica el linchamiento social.

"Máxime -incide- teniendo presente la audiencia del programa el día en que fue proferida dicha calificación por parte de Susanna Griso, que en fecha 15 de marzo de 2018 alcanzó un 21 % de cuota de pantalla con 717.000 espectadores que presenciaron la calificación deshonrosa respecto a Laureano Oubiña", concluye.

Además de Griso, Oubiña ha demando a la productora de la serie "Fariña", basada en el libro de Nacho Carretero secuestrado judicialmente por otra denuncia, a la que pide 1,5 millones de euros, por una escena de sexo con su esposa fallecida que no aparece en el libro por entender también que atenta contra su honor.

Y también ha demandado a Carmen Avendaño, "madre coraje" gallega y presidenta de la Fundación Érguete contra la droga, también por vulneración de su honor, por decir en una emisora, según su denuncia, que se había dedicado al tráfico de otras drogas, además de hachís.

En la vista previa, el pasado enero, Avendaño se ratificó en sus palabras, que según ella fueron que "ese señor siempre se dedicó a cosas ilegales, sin mencionar, en absoluto, ningún tipo de otras drogas", por lo que se fijó fecha de juicio para el pasado 27 de febrero.

Sin embargo, el juicio se suspendió y de momento no hay otra fecha prevista. EFE

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios