Llega la campaña más tensa

  • Mas compara a España con un socio que ni cumple ni paga · Sánchez-Camacho le acusa de situarse fuera de la ley y Navarro equipara su consulta a "la de la señorita Pepis"

La cuenta atrás de la campaña de las elecciones catalanas del 25-N promete quince días de mensajes agresivos ante la apuesta soberanista del presidente y candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, quien comparó ayer la relación de España con Cataluña con la situación de un empresa en la que un socio ni paga ni cumple, mientras populares y socialistas catalanes le acusaban de situarse al margen de la ley y consideraban su referéndum "la consulta de la señorita Pepis".

En un desayuno-coloquio organizado por Ediciones Primera Plana-El Periódico de Catalunya, Mas explicó que en el debate soberanista sobre el futuro de Cataluña es lógico que "haya ruido por todas partes", y se ha mostrado partidario de afrontarlo "con argumentos sólidos y con una gran serenidad".

"Imaginen -explicó- que en lugar de hablar de una país habláramos de una empresa con un socio que quisiera impugnar sistemáticamente los acuerdos del consejo de administración ante los tribunales, y que, cuando se compromete a aportar capital, no lo hace y, en cambio, lo aporta en otros lugares".

"También imaginen que, encima, este socio prescinde de la normativa mercantil cuando quiere, hace inversiones sin criterios de rentabilidad y no quiere pactar el cambio de modelo empresarial cuando se ve que no funciona", insistió el presidente catalán.

Este mismo socio, añadió, lleva la contabilidad de la empresa "pero sistemáticamente esconde los resultados, y teniendo en cuenta que no paga las facturas que te debe y que ni siquiera te reconoce su deuda, en este contexto, ¿qué haríamos?", se preguntó, antes de apuntar que "seguramente llegaríamos a la conclusión de que habría que actuar y adoptar decisiones". "Si trasladamos al país este símil -precisó-, resulta que Cataluña sufre un déficit fiscal del 8% de media, que significa que de cada mil euros que se recaudan de los impuestos que pagan los ciudadanos 430 se van a Madrid y no retornan nunca".

Según Mas, "no hay ni una sola reunión del Govern en que no hayamos tenido que presentar algún recurso por invasión de competencias del Estado, y en cambio, desde este último nos han llevado ante los tribunales en cuestiones muy sensibles que afectan a la normalización lingüística".

"Nos dicen que no tienen dinero para cumplir sus compromisos con Cataluña pero vemos que, en cambio, sí que lo tienen para invertir en otros lugares", lamentó.

En este sentido, Mas precisó que en 2011 "el Estado, de cada 100 euros presupuestados para invertir en infraestructuras en Cataluña, solo acabó invirtiendo 35, mientras que en Madrid de cada 100 euros acabó invirtiendo 111".

La candidata del PPC a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, criticó ayer por su parte que el president se sitúe "al margen de la ley" y ofreció ante un grupo de empresarios a su partido como "garantía" de las reformas para salir de la crisis frente a la "deriva" independentista.

En un desayuno-coloquio organizado por la Cámara de Comercio de Barcelona, la candidata popular ofreció a su partido como "alternativa" al "delirio separatista" y a un Ejecutivo autonómico que, en su opinión, ha abandonado sus responsabilidades.

"La estabilidad también cotiza en Bolsa", señaló Sánchez-Camacho ante los empresarios.

"Nunca se deben hacer afirmaciones como las de ayer de Mas, de que no lo parará nadie. Es situarse al margen de la ley, y los catalanes no nos merecemos un presidente que con estas frases se sitúa al margen de la ley", afirmó la candidata del PPC.

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, estará en Cataluña el viernes y el sábado próximos, las dos primeras jornadas de la campaña electoral, para participar en actos del partido y apoyar a Sánchez Camacho.

Según informaron a Efe fuentes del PP, Rajoy estará, previsiblemente, el viernes en Lérida y el sábado en Tarragona.

El candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña, Pere Navarro, aseguró ayer a su vez que su partido "no aceptará nunca consultas de la señorita Pepis" sobre la independencia de esta comunidad y que sólo dará apoyo a una consulta "legal, vinculante y que tenga una pregunta clara".

"Si los ciudadanos quieren decidir sobre su futuro, se debe poder acordar un referendo o consulta legal, pero tiene que ser vinculante, no sirven las consultas ilegales que se convocan de una manera irregular", dijo en una rueda de prensa organizada por la Agencia Efe con motivo de las elecciones.

El líder socialista consideró "muy grave" que Mas "diga que está por encima de los tribunales y las leyes que nos dimos todos" y recordó que la Constitución fue votada en Cataluña "por un 90% de los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios