El etarra Martitegi será entregado temporalmente el miércoles a España

  • El ex jefe de la banda, detenido en Francia en 2009, será trasladado a Madrid para que se le notifiquen de los procesamientos que tiene pendientes en la Audiencia Nacional.

El ex dirigente etarra Jurdan Martitegi será entregado el miércoles por Francia para que le sean notificadas las distintas causas por las que será juzgado en España, entre ellas el atentado en el cuartel de Legutiano (Álava), el 14 de mayo de 2008, que le costó la vida al agente Juan Manuel Piñuel.

La entrega de Martitegi, detenido el 19 de abril de 2009 en Montauriol (Francia), es de carácter temporal y se limitará a la notificación de los procesamientos que tiene pendientes en los distintos Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional, la mayor parte como integrante del comando Vizcaya, han informado fuentes jurídicas.

Martitegi está procesado, junto a los exdirigentes etarras Garikoitz Aspiazu, Txeroki, y Aitzol Iriondo y el que fuera jefe del comando Vizcaya Arkaitz Goikoetxea, por ocho atentados cometidos por ese comando en 2007 y 2008.

Entre ellos, los perpetrados contra las casas cuartel de la Guardia Civil de Durango (Vizcaya), el 24 de agosto de 2007, en Calahorra (La Rioja), el 21 de marzo de 2008, y el de Legutiano, el único en el que se produjo una víctima mortal.

Respecto al de Legutiano, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz le procesó por colocar la furgoneta-bomba con la que fue perpetrado el atentado y por ello le acusa de un delito de asesinato terrorista, otro de lesiones terroristas, estragos terroristas y robo de vehículo con fines terroristas.

El juez Baltasar Garzón, al que ahora sustituye Pablo Ruz, también le procesó por el intento de secuestro del concejal del PSE-EE de Eibar Benjamín Atutxa y por el almacenamiento de unos 110 kilos de material explosivo, descubiertos en 2008 en un barril de cerveza y que supuestamente estaban destinados a un atentado contra un club marítimo.

En ese auto, el juez sostenía que las jeringuillas halladas junto a 18 ampollas con tranquilizantes en un escondite de ETA desmantelado el 24 de julio de 2008 en Pazuengos (La Rioja) "las tenían para utilizarlas (...) contra Benjamín Atutxa con el fin de neutralizar cualquier resistencia y mantenerlo sedado durante un par de días de secuestro y acabar con su vida seguidamente".

Relataba además que Jurdan Martitegi y Arkaitz Goikoetxea, "liberados" del comando Vizcaya, recibieron el encargo de Txeroki de "elaborar y actualizar las informaciones que tenían relativas al magistrado-juez de la Audiencia Nacional española Fernando Grande-Marlaska sobre su lugar de veraneo en la localidad de Ezcaray", en La Rioja.

"La información consistía en la localización del lugar apropiado para colocar un artefacto que iba a ser activado por cable, para evitar los inhibidores de frecuencia que portan los coches oficiales".

También dice que el atentado estaba previsto para agosto de 2007 y que no se llevó a cabo porque Marlaska no fue allí.

Además atribuía a este comando el haber recabado informaciones sobre empresas vinculadas al Tren de Alta Velocidad del País Vasco, sobre el Cuartel del la Guardia Civil de Burgos -contra el que ETA atentó el verano de 2009-, el Museo Militar de esa ciudad y el exdiputado general de Álava Ramón Rabanera, del Partido Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios