Moratinos anuncia "una nueva etapa" en las relaciones con EEUU

  • El ministro traslada a su homóloga estadounidense su compromiso de convertirse en un aliado "fiel y activo" · El jefe de la diplomacia se muestra "en principio de acuerdo" en acoger presos de Guantánamo

El fin de la era George W. Bush ha propiciado un nuevo tiempo en las relaciones entre los gobiernos de España y EEUU, muy tensionadas en los últimos cuatro años. En palabras del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el primer encuentro que mantuvo ayer en Washington con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha significado la apertura de "una nueva etapa". "Puedo señalar que se abre una nueva etapa en las relaciones entre EEUU y España, en el sentido de tener un mayor compromiso de trabajar juntos, de reforzar las relaciones, de hacer de estas relaciones cada vez más fluidas, intensas y fructíferas", señaló Moratinos al término de su cita.

En la reunión, que duró una media hora, Clinton le trasladó a Moratinos los saludos del presidente de EEUU, Barack Obama, para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y le transmitió el deseo del nuevo Ejecutivo estadounidense de tener en España no sólo a un "aliado fiel sino también un socio activo en todos los compromisos".

Moratinos señaló que en su visita a Washington no había intención de fijar "ninguna fecha", ni ningún calendario para una futura reunión entre Obama y Zapatero, pero aseguró que el jefe del Ejecutivo será "muy bienvenido en la Casa Blanca, con el espíritu de querer visualizar e iniciar esa nueva etapa con España" por parte de EEUU. En cualquier caso, ambos mandatarios se verán en abril en la cumbre del 60º aniversario de la OTAN, que se celebrará en Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania), y en la reunión del G-20 en Londres. Según explicó Moratinos, la finalidad de su viaje era "poner en marcha toda una nueva etapa de relación, de interlocución" así como que de esa reunión salió "muy satisfecho".

Moratinos y Clinton pasaron revista a las áreas comunes de mayor interés, como la situación en Guantánamo. A este respecto, Clinton demandó la ayuda de España para solucionar su cierre y el traslado de los presos de ese centro de detención en la base naval cubana a terceros países. Moratinos le transmitió que España "está en principio abierta a colaborar en la acogida de algunos presos", siempre y cuando las condiciones jurídicas sean aceptables para el Gobierno.

Oriente Próximo fue analizado "de forma muy interesada" en la reunión entre ambos, pues tanto Clinton como Moratinos asistirán el 2 de marzo en Egipto a la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Gaza. En su cita, Moratinos y Clinton marcaron las grandes líneas de cooperación, de diálogo y de prioridades de la agenda bilateral, y ahora sus respectivos equipos comenzarán a trabajar sobre esas pautas.

Ambos ya trabajan en una nueva estrategia para Latinoamérica, y si bien Moratinos no reveló los detalles de la misma, sí dijo que es necesario que Washington se muestre "más interesado" en la región. En la cita no se habló del embargo a Cuba, pese a que la isla forma parte de esta nueva estrategia para Latinoamérica entre ambos países.

Moratinos destacó que "hay áreas fundamentales" para España en las que desea colaborar más estrechamente, como el Norte de África, el Magreb y allí "donde consideramos que EEUU, España y Francia tenemos que trabajar de manera diferente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios