El PP dice al Gobierno que no apoyará su "improvisación y oscurantismo"

  • De Cospedal critica la política económica del Ejecutivo en la convención de Galicia

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, advirtió ayer al Gobierno que no apoyará la política económica de "oscurantismo e improvisación que pretende Zapatero antes de que venga Angela Merkel a tirarle de las orejas".

De Cospedal, que inauguró la convención del PP de Galicia, criticó la "improvisación y la falta de medidas" del Gobierno para luchar contra la crisis que ha llevado al sistema financiero español a una situación de "inestabilidad y perplejidad" que hace que la única salida sea "la liquidación fulminante de muchas cajas de ahorro".

La secretaria general del PP emplazó al Gobierno a decir "de una manera rotunda" cuál es la condición y cuáles son los condicionantes que pretende exigir con la reestructuración de las entidades financieras. De Cospedal demandó al Ejecutivo que haga públicas esas condiciones a todas las entidades "sin tapujos y secretos para ver quién es más listo y si salen perjudicadas unas entidades y siempre, casualidad, donde gobierna el PP", ya que "así no se recupera el sistema financiero".

La dirigente del PP destacó la política económica de la Xunta desde que gobierna Alberto Núñez Feijóo y afirmó que su partido no va a permitir "que el éxito de la fusión de las cajas gallegas lo arruine el Gobierno de España".

De Cospedal también lamentó que el Gobierno no haya escuchado las propuestas del PP ya que, si lo hubiera hecho, hoy España no estaría así. "Llevamos tres años sin crédito a las empresas. Con la reforma laboral que planteaba el PP hoy no estaríamos con el enésimo plan de empleo, y con un plan de austeridad en debidas condiciones no habría recortes de derechos sociales ni congelación de pensiones", señaló. Al contrario, "se estaría creando empleo y saliendo de la crisis, como en el resto de Europa. Se lo dijimos. No es tan difícil entender el español para quien entiende tan bien el alemán. Y cuando los españoles nos den su confianza lo haremos, no os quepa duda de que lo hará Mariano Rajoy".

De Cospedal insistió en que a los españoles no les gusta la política económica del Gobierno, por lo que ha considerado fundamental "que el PSOE lo sepa de una vez". Así, criticó el "enésimo plan contra el paro" presentado el viernes por el Ejecutivo, con el que pretende "crear 100.000 empleos a tiempo parcial cuando en enero el paro creció en 134.000 personas. Y los jóvenes lo que le dicen es que deje de reírse de ellos", señaló.

De Cospedal puso como "ejemplo" las políticas que el PP en Galicia desde que gobierna hace dos años y también de cómo se consigue un estado autonómico "viable financieramente".

Por otro lado, De Cospedal aseguró que cualquiera de las alternativas que se plantean en el caso Faisán son "malas" y su comprobación conllevaría la "dimisión fulminante e inmediata" del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. De Cospedal explicó que se ha sabido que el ministro del Interior "no se enteró del chivatazo y que no recuerda haberle contado nada a Zapatero". Ante estos hechos sólo caben tres alternativas "y en un Estado democrático cualquiera de las tres es mala". "O Rubalcaba no se enteraba de lo que hacían los mandos políticos del Ministerio, o lo sabía y no se lo contó a Zapatero, o Zapatero y Rubalcaba lo sabían y nos están engañando a todos. No hay más alternativas", dijo. Según De Cospedal, la comprobación de cualquiera de estas alternativas llevaría a la "dimisión fulminante e inmediata del ministro del Interior".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios