El PP insta a Zapatero a relanzar la economía como hace Sarkozy

  • Los populares acusan de pasividad al Gobierno ante la "desaceleración" económica

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pretende engañar a los españoles "maquillando" los datos para ocultar una economía "en clara desaceleración". Así lo denunció ayer el secretario ejecutivo de Política Económica del PP, Miguel Arias Cañete, que además criticó la pasividad de Zapatero en materia económica y le instó a tomar ejemplo del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

"Zapatero y Solbes han dilapidado el capital económico recibido y van a dejar una herencia tan mala como la que dejaron en el año 1996", aseguró Arias Cañete en una rueda de prensa en la que realizó un balance económico de la legislatura. Frente al optimismo desbordante que exhibió Zapatero la víspera, el PP vaticinó un futuro poco prometedor y colgó al presidente la etiqueta de "maquillador de situaciones y ganador de tiempo".

El dirigente del PP aseguró que todos los analistas están de acuerdo en que el próximo año España crecerá "muy por debajo del 3 por ciento", muy lejos de lo que proclama el equipo económico del Gobierno, y advirtió que las presiones inflacionistas no sólo obedecen al aumento del precio del petróleo y de los alimentos, impulsado por la subida de los cereales. A este respecto, destacó que la presión inflacionista "ha sido mucho mas intensa" que en el resto de Europa recordando que el diferencial de inflación con la eurozona alcanzó en diciembre 1,2 puntos. La culpa de que la inflación azote más a España que al resto de países de su entorno la tienen tanto las últimas "alegrías" que el Gobierno se ha dado en materia presupuestaria, en alusión a las medidas estrella aprobadas por Zapatero como el cheque-bebé, como su pasividad.

"Ante una situación como ésta cualquier Gobierno serio tendría que poner en marcha un decreto ley de medidas de reforma económica brutal para sacar la economía de la desaceleración", esgrimió Arias Cañete, que señaló que Zapatero debería tomar ejemplo del presidente francés, Nicolás Sarkozy. "Un presidente serio haría lo que hace Sarkozy, que es lo que está haciendo Rajoy".

Desde las filas socialistas aseguran que el panorama no es tan desolador y catastrofista como se empeña en decir el PP, sino que lo que hay es una "atenuación del crecimiento", que, además, depende de factores externos. Así lo aseguró el portavoz parlamentario del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, que señaló que los ciudadanos no tienen que estar preocupados por "un retroceso ni una recesión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios