Piden al Gobierno que cese la venta de armas a África y Oriente Próximo

  • Un informe de varias ONG revela que la exportación de material bélico de España "se disparó" el primer semestre de 2010

La coalición Armas bajo control pidió ayer al Gobierno que paralice y revise "caso por caso" todas las transferencias y exportaciones de armas al Norte de África y Oriente Próximo para evitar que se utilicen en la violación grave de los derechos humanos.

Formada por Amnistía Internacional, Greenpeace, Fundació per la Pau, Intermón Oxfam y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (Iecah), la coalición presentó ayer un informe que revela que las exportaciones de armas y material de doble uso de España "se disparó" el primer semestre de 2010 pese a la crisis.

Así, el informe detalla que, en esos seis meses, se autorizaron exportaciones de armas y material de doble uso por valor de 1.600 millones de euros, un 33% más que en el mismo periodo de 2009; y que la operaciones que realmente se llevaron a cabo sumaron un total de 800 millones de euros, un 83% más que el año anterior.

En cuanto al destino, el 44% de estas ventas se realizaron a países miembros de la OTAN, y especialmente a países de la UE. El resto de las operaciones de venta se reparte entre 44 países entre los que figuran de manera prominente destinos "tan preocupantes" como Arabia Saudí, Argelia, Egipto, Israel, Libia, Marruecos y Túnez, denunciaron los miembros de la coalición, tras subrayar que la propia ley española de comercio de armas prohíbe este tipo de venta a muchos de los países de la lista.

Por otra parte, la coalición felicitó al Gobierno por la decisión de abrir expediente para revocar las licencias vigentes de exportación de material militar a Libia, pero pidió que el anuncio sea hecho de manera oficial. "Es necesario que se asegure que en ninguna circunstancia se van a facilitar más armas, municiones, materiales relacionados, piezas o apoyos técnicos donde exista riesgo importante de que puedan ser usadas para cometer o facilitar más violaciones graves de los derechos humanos", subrayó la coalición de ONG.

Otros destinos cuestionados por la Coalición son, por ejemplo, Ghana un país que "absorbe armas ligeras a un volumen que ni siquiera EEUU, con lo que sospechamos que no son todas para cacerías ni defensa personal, sino para re-exportaciones", apuntó el director de Iecah, Jesús Núñez.

También son grandes clientes de armas españolas países como Colombia o EEUU, en especial empresas privadas que la Coalición sospecha pudieran acabar en manos de mercenarios.

En cuanto al norte de África, subrayaron que son "viejos clientes" de la industria de armas española, "y ahora los gobiernos lamentan mucho que las manifestaciones pacíficas de civiles se estén reprimiendo con sus armas", comentó Núñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios