Policías y guardias civiles reclaman más plazas para reforzar sus plantillas

El anuncio de la mayor oferta de empleo público para policías y guardias civiles desde el inicio de la crisis no ha suscitado el consenso entre ambos cuerpos, que reclaman al Gobierno que eleve el número de plazas y, en todo caso, que el refuerzo de las plantillas no sea solo una decisión a corto plazo.

Ni las partidas destinadas en los presupuestos, ni las 3.331 plazas para Policía Nacional y las 1.866 para Guardia Civil han puesto de acuerdo a sus principales asociaciones y sindicatos, excepto en una cosa: creen que es un primer paso para frenar la sangría sufrida en ambos cuerpos con la llegada de la crisis.

"Que haya aumentado la convocatoria de plazas es una buena noticia, pero son insuficientes porque los que aprueben ahora las oposiciones no estarán disponibles hasta dentro de tres años", explicó a Efe Ramón Cosío, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), quien además confía en que ésta no sea una "decisión cortoplacista".

La falta de efectivos, que ambos cuerpos califican de "alarmante", es la mayor preocupación entre la Policía y la Guardia Civil, que han visto cómo en los últimos años se han perdido unos 14.000 policías y alrededor de 6.000 guardias civiles. "El número de plazas es manifiestamente insuficiente y, si no tenemos efectivos, no podemos llegar a tiempo para atender las demandas ciudadanas", advierte Ramón Prendes, secretario general de Unión de Guardias Civiles (Unión GC), quien define la situación como "desprecio" por parte del Ejecutivo hacia la Guardia Civil. "Con el esfuerzo de los guardias civiles, que doblan su trabajo, se suplen las necesidades, pero esto no se siente en los altos mandos", explica Juan Fernández, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios