Caso Pujol

Jordi Pujol hijo se comparó ante el juez con Saza en 'La escopeta nacional', porque "paga la fiesta"

  • Se define como un "dinamizador económico" que consigue resultados ruinosos.

  • Asegura que "nunca" hablaba de sus cuentas con sus hermanos.

Jordi Pujol Ferrusola. Jordi Pujol Ferrusola.

Jordi Pujol Ferrusola. / efe

Comentarios 2

Jordi Pujol Ferrusola se comparó en su declaración este martes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata con el personaje que interpretaba Saza, en La escopeta nacional, de Berlanga, al relatar su fracaso en inversiones con las que trató de justificar envíos de dinero fuera de España.

Según el audio de su declaración, se retrató como el personaje del industrial catalán que iba "vendiendo interfonos" y le "están dando largas y largas" y acaba "pagando la fiesta y la cacería", pero nadie se los compra.

"Un poco lo que me pasa a mí, es lo mismo", aseguró el primogénito del ex presidente catalán, equiparándose al personaje que encarnó en esa película de Luis García Berlanga el fallecido José Sazatornil, Saza, si bien en su declaración no consiguió acordarse del nombre de este actor catalán.

Y es que, a lo largo de la declaración que prestó y que se saldó con su ingreso en prisión incondicional, este "dinamizador económico", como él mismo se definió, fue relatando los negocios en los que invirtió fuera de España y que, según su versión, resultaron ruinosos.

De este modo trató de justificar las salidas de dinero de sus cuentas a países como México, Estados Unidos o Argentina y que la Policía, que ha cifrado en 30 millones de euros el total de esas operaciones desde que comenzó a ser investigado en 2012, cree que responden a una evasión de capitales para tratar de ocultar sus fondos a la Justicia española.

Durante las casi cuatro horas de comparecencia, Jordi Pujol Ferrusola fue desgranando su versión de esos pagos sospechosos. Entre ellos, los realizados al empresario mexicano Carlos Riva Palacio, su socio en la empresa Avanti, y que, según él, fueron para financiar otros negocios con él, como su futura participación en la empresa Ancor.

"Es receptor de financiación que no me ha devuelto", indicó Jordi Pujol júnior y añadió que actualmente él está "estudiando" el modo en que pueda devolvérsela.

Esa financiación fue a través de fondos enviados desde cuentas en España y "que han pagado sus impuestos", puntualizó, salvo una de ellas de 290.000 dólares (338.000 euros), que salió desde Andorra y que en su declaración fechó en enero de 2010.

Ese pago desde Andorra lo trató de justificar señalando que su intención era ocultárselo a su ex mujer, la también imputada Mercé Gironès, porque ella no se fiaba de su socio mexicano.

"No quería tener más problemas con mi mujer, que ya tenía suficientes", prosiguió Pujol Ferrusola, quien a preguntas de la teniente fiscal Belen Suárez aseguró que, si hubiera enviado esa cantidad desde cuentas españolas, su ex mujer se lo hubiera "impedido".

Para evitarlo, relató que envió "esa cifra" desde una cuenta de Andorra que Gironès no conocía, ya que ella "solo conoce la existencia de una cuenta, la 84248", y explicó que lo hizo por mantener las expectativas de negocio con sus socios de México, fundamentalmente en unas licencias de casinos.

"Hay acuerdos de reconocimiento de deuda que él se ha comprometido a pagar, pero no tengo ningún ancla en la que poder agarrarme para poder reclamar", si bien "sigo pensando que hará lo de los casinos", porque "hay un hombre de buena voluntad entre los dos que está ayudando para que esto salga adelante", indicó sobre la posibilidad de recuperar esa deuda con sus respectivos intereses.

"Nunca hablábamos de nuestras cuentas"

Jordi Pujol hijo le aseguró a la fiscal que no existían conversaciones ni reuniones entre los siete hermanos sobre su patrimonio: "Nunca hablábamos entre hermanos de nuestras cuentas".

Ha declarado que la supuesta herencia del abuelo Florenci o las inversiones que con ella hicieron alguno de los hermanos no estaba en la agenda del día de las conversaciones entre los hijos del ex presidente.

"De entrada no hacíamos nunca reuniones para decir 'voy a repartir' y por teléfono tampoco. Yo le decía voy a repartir "X" y se lo daba", aseveró Pujol Júnior, en prisión desde el pasado martes por seguir ocultando dinero y blanqueando mientras estaba siendo investigado, desde el año 2012.

Entonces, explicó a la fiscal, les hacía una transferencia a las cuentas andorranas que tenían cada uno de los hermanos o, si lo tenía en efectivo, se lo ingresaba directamente a cada uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios