Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

Rajoy recuerda la dimisión de Serra y Zapatero reclama prudencia al PP

  • El líder del PP rememora el escándalo de las escuchas ilegales que acabó con un vicepresidente del Gobierno en 1995 · El jefe del Ejecutivo pide "por segunda vez" responsabilidad a los populares

El presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió ayer que "nadie debe rasgarse las vestiduras" por las denuncias de su partido contra el Gobierno por lo que considera una "persecución" utilizando los medios del Estado y recordó que en 1995 ya tuvo que dimitir el entonces vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, por espionaje a políticos y que diez años antes, en 1985, un juez investigó el espionaje del Gobierno a AP y al PCE.

Rajoy criticó también, en una entrevista con Europa Press, lo que considera una desigualdad de trato a los militantes del PP cuando se les detiene y también por parte de la Fiscalía, a quien conminó a dar a conocer su postura sobre las subvenciones concedidas por la Junta de Andalucía a la empresa en la que trabaja la hija del ex presidente del Ejecutivo andaluz y actual vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves.

Además, el dirigente popular puso de manifiesto su preocupación por las filtraciones de los sumarios que afectan a militantes populares y de las conversaciones telefónicas que no se han incorporado al sumario. En este sentido, apunta que se trata de un delito y recuerda que ya el Estado italiano fue condenado en su día por las filtraciones que se produjeron en el sumario contra Bettino Craxi -el que fuera primer ministro italiano entre 1983-1987, que fue condenado en 1994 a 27 años de cárcel por corrupción en el caso Manos Limpias-.

Rajoy afirmó que estos hechos, las filtraciones de sumarios, las detenciones televisadas o el espionaje a partidos políticos "jamás" se produjo cuando gobernaba el Partido Popular y reclamó al Gobierno que actúe. "Como lo hice yo -indicó- cuando fui ministro del Interior, el señor Mayor Oreja o el señor Acebes: con normalidad, tranquilidad y respetando los derechos de la gente". En este sentido, Rajoy añadió que "el señor Aznar, desde luego, no tuvo que dar explicaciones por acontecimientos como éstos".

Rajoy subrayó que "no es la primera vez que ha ocurrido esto con gobiernos del PSOE". "Ya en el año 1985 hubo denuncias muy fuertes y muy contundentes por actuaciones contra partidos políticos por parte del Gobierno", recordó. Se refería a la investigación que realizó en 1985 el titular del Juzgado número 21 de Madrid, José María Vázquez Honrubia, tras las denuncias de Alianza Popular y del PCE tras comprobar que algunos dirigentes socialistas estaban utilizando documentos y discursos suyos que aún no se habían hecho públicos.

Además, apuntó que "algunos años después", en 1995, "nada menos que un vicepresidente del Gobierno (Narcís Serra) tuvo que dimitir por un caso de espionaje". "Incluso se llegó a espiar y lo publicaron todos los medios de comunicación, a su Majestad el Rey", exclamó. Por ello, insistió en que "no hay por qué rasgarse las vestiduras" por las denuncias que está haciendo ahora el PP.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer "por segunda vez" al PP un llamamiento "a la responsabilidad y la prudencia" en relación con sus denuncias sobre escuchas ilegales a dirigentes del partido. Así se manifestó Zapatero en una comparecencia ante los medios de comunicación tras visitar en Lanzarote el centro turístico Los Jameos del Agua.

Zapatero recomendó al partido que preside Mariano Rajoy "tener prudencia porque las posiciones extremistas -dijo- casi nunca conducen a nada". El presidente del Gobierno recordó que es la segunda vez que reitera su "llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia" al principal partido de la oposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios