El Rey sienta a Aznar con González

  • Don Juan Carlos renuncia a la intimidad y reúne en una cena por su 70 cumpleaños a 500 invitados, ante los que renueva su compromiso con España

El Rey celebró anoche sus 70 años de vida, que cumplió el pasado día 5, con una cena en el Palacio de El Pardo junto a casi 500 invitados, la mayoría de ellos en el primer plano institucional durante los 32 años de reinado del Monarca. Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados por los Príncipes de Asturias, las infantas y la familia del Rey, asistieron a una celebración en la que el homenajeado pronunció unas palabras, informaron fuentes de la Casa del Rey.

Don Juan Carlos expresó su "renovada determinación" de seguir trabajando como Rey al servicio de los españoles y agradeció a todos ellos su contribución a mantener "el rumbo de la Corona" y por haber logrado "una España unida y diversa, moderna y plural, próspera y solidaria".

En las palabras que pronunció anoche durante la cena, el Monarca añadió que hay "una España hecha por todos y para todos, de progreso y bienestar, en el marco de estabilidad y armónica convivencia que sustentan los principios, valores y reglas de la Constitución".

El Monarca indicó que los largos años de reinado hacen que hoy se agolpen en su corazón tres sentimientos: "Orgullo por lo mucho que juntos hemos conseguido; confianza en el porvenir, en nuestros jóvenes; y renovada determinación de seguir trabajando como Rey con la misma pasión y entrega al servicio de España y de todos los españoles".

El Patio de los Borbones de El Pardo y la primera planta del palacio se habilitaron para la cena, la primera de esas características que celebra el Rey, ya que hasta ahora sus cumpleaños los había pasado en la intimidad, salvo hace 10 años, cuando viajó a Bosnia para estar con las tropas españolas en misión de paz. La excepción se produjo tras su año más difícil, con ataques desde distintos flancos a los que se ha sobrepuesto con renovado protagonismo.

Durante la cena, los Reyes presidieron la mesa principal, en la que también se sentaron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; los presidentes del Congreso, Manuel Marín, y del Senado, Javier Rojo, con sus respectivas esposas; así como la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; el del Supremo, Francisco José Hernando, los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar con sus esposas y Leopoldo Calvo Sotelo. Adolfo Suárez no estuvo a causa de su enfermedad. Asistió el lehendakari.

Zapatero expresó al Rey la gratitud de los españoles por su abnegación en el desempeño de sus funciones y por su "decisiva aportación al logro común" que ha supuesto la España constitucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios