fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Rojo aboga por reforzar "la posición y la relevancia" del Senado

  • El presidente de la Cámara Alta asegura que estudia la posibilidad de ampliar el uso de las lenguas autonómicas en el Senado.

Comentarios 8

El presidente del Senado, Javier Rojo, cree que es necesaria una profunda reforma en la Cámara Alta, órgano de representación de la ciudadanía con apenas trascendencia política. Así, propuso una modificación de la Constitución para que se refuerce "la posición y la relevancia" del órgano que preside y para propiciar el entendimiento entre las distintas Comunidades Autónomas. Rojo aseguró hoy, además, que estudia otras posibles modificaciones de la ley, como ampliar las opciones de emplear en el Senado las lenguas minoritarias como el euskera, el catalán o el gallego.  

La Cámara Alta podría convertirse en un "bálsamo" para calmar los enfrentamientos entre distintas comunidades, si se realizan las reformas que propone el histórico militante socialista. En su opinión "la España autonómica no es una liga de fútbol", sino "justo lo contrario", ya que "es ser capaz de que una hinchada aplauda a otra y que se entienda que conviene al interés común de España".

La principal modificación de la ley debería dirigirse, a su juicio, a reforzar "la posición y la relevancia" de la propia cámara y además, mostró su intención de reflexionar sobre otros cambios, como el de la ampliación de las posibilidades de emplear en el Senado las lenguas autonómicas, ya que hoy sólo se pueden utilizar en la Comisión General de Comunidades Autónomas y en las iniciativas por escrito de los senadores. 

Pero lo más importante es la necesidad de un clima de entendimiento con el que poder desarrollar esos cambios, aunque cree que la decisión del PP de abstenerse en la votación en la que él fue elegido presidente fue un buen gesto. De hecho, alabó la figura del portavoz popular en la Cámara Alta, Pío García-Escudero, que a su juicio "es una personas correcta y educada sin ser desleal a su ideología.

Otra de las novedades de la legislatura es la ampliación de la sede del Senado en la plaza de la Marina Española, gracias a la compra del antiguo Convento de las Reparadoras, un edificio del siglo XVII construido como Consejo Supremo de la Inquisición. La adquisición se firmó en diciembre después de un largo proceso de negociación y de trámites entre el Senado, la congregación de religiosas que viven en el convento, el Ministerio de Economía y hasta el Vaticano, que tuvo que dar su visto bueno.

En definitiva, Rojo cree que "vienen tiempos interesantes" para la Cámara Alta, principalmente por "el tema territorial", por lo que mostró su deseo de que las distintas formaciones sean capaces de trasladar el asunto "a una institución que dé solución o respuesta a las Comunidades y ciudadanos". En su opinión, "la cercanía hace los afectos y un lugar en el que estén las Comunidades Autónomas hará que el clima, que es positivo, tenga una continuidad en el día a día". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios