Tribunales

La Púnica complica el futuro al presidente de Murcia a dos días de la moción

  • El juez pide al TSJM que impute a Pedro Antonio Sánchez en contra de la Fiscalía, porque ve indicios de "cohecho, fraude y revelación de información" por su participación en la trama.

Comentarios 3

El auto del juez Eloy Velasco que pide al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que investigue al presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, por cohecho, fraude y revelación de información en el caso Púnica ha complicado la situación en la región, a dos días del debate de la moción de censura.

En un auto hecho público hoy, el magistrado de la Audiencia Nacional, en contra del criterio de la Fiscalía, pide al Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ) que impute al presidente Sánchez al entender que pudo haberse beneficiado de servicios de reputación personal prestados por empresas de la Púnica, y pagados con dinero público, para "limpiar la inconveniente imagen que podía dar ante el partido y la sociedad" su implicación en varios casos de corrupción.

El envío al TSJ de Murcia de la exposición razonada de Eloy Velasco no ha variado el discurso de Génova, que cierra filas en torno a Pedro Antonio Sánchez y considera que su situación "no ha cambiado", mientras que desde el Gobierno murciano, que esta tarde estudiaba el auto, han señalado que no van a comentar la decisión judicial.

"Si hay algún cambio en relación a la situación procesal del presidente de Murcia podremos cambiar nuestra opinión, pero hoy por hoy sigue siendo la misma", ha dicho el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, en rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que ha presidido el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Sánchez, elegido en marzo presidente del PP de Murcia en sustitución de Ramón Luis Valcárcel, ha sido el gran ausente en ese comité porque ha presidido en la sede regional del Partido Popular una reunión de su directiva, preparatoria de la moción de censura presentada contra él por el Partido Socialista.

Tras el comité de dirección del PP murciano, su portavoz, Víctor Martínez, ha dicho en rueda de prensa que el presidente trabaja en los últimos días en preparar el debate de la moción de censura, y ha emplazado a Cs, que en 2015 apoyó la investidura, a que elija "bien" entre esperar a que se resuelva la instrucción del caso Auditorio o apoyar un Gobierno alternativo sustentado por Podemos.

Pero el portavoz de Cs en la Asamblea Regional de Murcia, Miguel Sánchez, ha exigido la dimisión "inmediata" de Sánchez porque "la situación es insostenible y conduce al abismo". No obstante, ha vuelto a condicionar su apoyo a la moción socialista a la celebración de elecciones en un plazo de seis meses.

Desde el PSOE, que esta noche someterá a la aprobación de su comité regional el acuerdo alcanzado con Podemos para la moción de censura, su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, ha dicho que la "pelota está en el tejado" de Ciudadanos y ha responsabilizado a su líder, Albert Rivera, si el presidente del Murcia continúa al frente del Ejecutivo.

Podemos también ha puesto el foco en Cs al afirmar que "si el jueves no apuesta de verdad por un gobierno de cambio y progresista en la Región, podremos decir que sólo habrá un culpable de mantenerlo", en palabras de su portavoz, Oscar Urralburu.

La moción de censura se votará el jueves por la tarde, cuando se cumple un mes de la comparecencia del presidente murciano ante el juez Julián Pérez-Templado, que investiga al presidente por prevaricación, malversación, fraude y falsedad, y que ha sido recusado por la defensa de un ex edil del PSOE de Puerto Lumbreras.

Según su entorno, Sánchez asumirá todo el protagonismo y defenderá su gestión en las distintas intervenciones parlamentarias programadas en las dos sesiones del debate, a pesar de que podría delegar en algún consejero.

El Gobierno regional celebrará mañana su habitual reunión semanal de los miércoles por coincidir con la primera sesión de la moción de censura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios