Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Eta vuelve a matar La vuelta a la unidad

Zapatero y Rajoy tienden puentes a la unidad contra ETA

  • El presidente y el líder de la oposición imprimen moderación a su posición sobre el terrorismo y se comprometen a trabajar para recomponer el consenso

Quizá influidos por la unidad que PP y PSOE hicieron visible brevemente en la protesta de repulsa a ETA en Madrid, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, protagonizaron ayer sendas ruedas de prensa, tras el acto de conmemoración de la Constitución, en las que el tono moderado fue dominante. Zapatero se comprometió a trabajar por "el entendimiento sincero" con el PP, especialmente en materia antiterrorista, aunque advirtió que "llevará su tiempo", porque "las distancias han sido muy fuertes". Por su parte, Rajoy garantizó que apoyará "incondicionalmente" al Gobierno siempre que sea para "la derrota" de ETA a pesar de que no le oiga decir que no volverá a negociar con la banda, y a este respecto destacó: "Me gustaría escucharlo, pero no lo voy a exigir".

En su discurso, Zapatero comprometió toda "su voluntad" y "capacidad de diálogo" para lograr el consenso y la "unidad" con el PP frente a ETA si bien admitió que el apoyo no puede conseguirse "de la noche a la mañana". Por ello, aseguró que la vuelta a la unidad "llevará su tiempo".

El jefe del Ejecutivo, que no adelantó si habrá un próximo encuentro con el líder del PP, explicó que desde que se produjeron los atentados han hablado en tres ocasiones, siendo la última el pasado miércoles, cuando le comunicó las últimas detenciones. "Tengo la voluntad de que no nos marquemos citas", dijo en referencia a una futura reunión.

El otro asunto que dominó la comparecencia de Zapatero fue la lucha policial contra ETA. "El Gobierno va a luchar contra ETA", remarcó Zapatero ante la pregunta de que si una futura negociación con la banda estaba totalmente descartada. Zapatero señaló que los "hechos" contra la banda son "indiscutibles e inequívocos" y que se "imponen" a las impresiones que puedan tener desde el partido de la oposición.

Con respecto a la ilegalización de ANV, otro de los requisitos que exige el PP para apoyar al Gobierno contra ETA, Zapatero tampoco precisó si será ilegalizada pronto aunque reiteró que la situación del partido, que no ha condenado el asesinato del pasado sábado de dos guardia civiles en Francia es "más frágil hoy que ayer".

Para la ilegalización de ANV "falta lo que dé de sí" la tarea policial que sigue investigando nexos entre la formación vasca y Batasuna, según reveló el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Dejemos que los trámites sean respetados y en función de eso veremos", manifestó Zapatero.

El presidente fue recibido en los aledaños del Congreso en medio de abucheos y silbidos de los ciudadanos, que también se reprodujeron a la llegada de otros miembros del Gobierno. "Yo respeto todas las opiniones, incluso las más duras", añadió al respecto. En cuanto a la concentración del pasado martes en repulsa a ETA a la que no acudió, Zapatero aclaró que es "presidente del Gobierno y no he acudido a ninguna manifestación".

Mientras, el líder del PP insitió en que la unidad pasa por la ilegalización de ANV y el PCTV. "Yo estoy donde siempre he estado, no me he movido y he dicho siempre lo mismo", respondió cuando fue preguntado por su disposición a entrevistarse con Zapatero, al tiempo que recordó que "he ofrecido hasta la saciedad consenso". "Si a lo que se me llama es a ir contra la nación o a negociar, mi obligación es defender las posiciones de los españoles", dijo Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios