Zapatero dice que las pensiones subirán a pesar de la "fuerte desaceleración"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que no habrá recortes en la subida de las pensiones mínimas, a pesar de la situación de "fuerte desaceleración", ya que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social llegará a los 56.000 millones de euros el próximo mes de julio.

"Que pasaremos un período de ajuste fuerte, es evidente, pero lo más importante es que no habrá recortes de ningún tipo y mantendremos los compromisos sociales", señaló.

En una entrevista al programa "A vivir que son dos días" de la Cadena Ser, Zapatero dijo que "este país puede seguir avanzando aún con el viento en contra, porque estamos bien preparados y hay ambición en empresarios y sindicatos".

Puntualizó que uno de los principales problemas es la falta de liquidez para financiar las inversiones de las empresas, y añadió que si es necesario tomar nuevas medidas "lo haremos", porque el Gobierno sigue "día a día" y "minuto a minuto" este tema.

El presidente del Ejecutivo lanzó varios mensajes optimistas a los ciudadanos al afirmar que gracias a que las cuentas del Estado tuvieron superávit, se mantendrán las ayudas a la vivienda, en especial a las de protección oficial, se incrementarán las becas y se aplicarán las ayudas a la dependencia.

En este sentido, matizó que el crédito sigue creciendo dos dígitos, que el empleo en el sector servicios lo hace al 2 por ciento, y que también crecen las afiliaciones a la Seguridad Social.

Auguró que los datos de Producción Industrial que se conocerán en los próximos días, "no serán malos".

Zapatero indicó que el objetivo para este año es "tener superávit" en las cuentas públicas -pese a que el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, lo ha descartado-, ya que "la economía no es una ciencia exacta y nadie tiene una garantía de cuál va a ser el resultado final".

Argumentó que en los años de gobierno socialista "siempre hemos tenido un crecimiento superior al de las previsiones", y dijo que "vamos a esperar, porque es un poco exagerado hablar de lo que va a pasar a 31 de diciembre en las cuentas públicas".

Zapatero achacó la desaceleración a la crisis financiera internacional y a los elevados precios del petróleo y de las materias primas, y no quiso valorar una posible recesión porque es muy negativo "exagerar" y añadir expectativas que pueden quebrar aún más la confianza de los consumidores.

Preguntado si sería conveniente reducir los impuestos de los hidrocarburos, Zapatero se mostró contrario porque "sería una medida equivocada y contraproducente", y dijo que el Gobierno estudia medidas indirectas para ayudar a sectores como el pesquero o el transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios