Una coalición PNV-EH Bildu lidera las preferencias de los vascos como fórmula del próximo Gobierno vasco

  • Un Ejecutivo en minoría y un pacto PNV-PSE se sitúan en segundo y tercer lugar, respectivamente.

Comentarios 5

La fórmula de gobierno preferida por los vascos es la de un Ejecutivo de coalición formado por PNV y EH Bildu, opción por la que se decanta un 26 por ciento de los ciudadanos, según un sondeo poselectoral publicado por el Ejecutivo autonómico. El informe destaca que las siguientes opciones que suscitan un mayor respaldo ciudadano son un gobierno en minoría (23 por ciento) y una coalición PNV-PSE (22 por ciento).

El sondeo, dado a conocer este viernes, se ha elaborado a partir de 1.200 entrevistas realizadas entre el 22 y el 23 de octubre, es decir, en los dos días siguientes a la celebración de las últimas elecciones autonómicas vascas. La publicación de este trabajo se produce en pleno proceso de conversaciones entre el PNV, formación que ganó los comicios al lograr 26 escaños, y el resto de partidos que obtuvieron representación parlamentaria: EH Bildu (21 escaños), PSE-EE (16), PP (10) y UPyD (1). 

En estos contactos se están analizando posibles espacios de acuerdo, dado que, a pesar de su victoria, el partido nacionalista no ha logrado la mayoría absoluta -situada en 38 escaños- y necesitará recabar apoyos en el Parlamento vasco. Uno de los apartados de la encuesta se refiere al "tipo de gobierno preferido" por los encuestados. En la pregunta, se recaban las preferencias de las personas consultadas sobre posibles alternativas para formar Gobierno. 

La opción que suscita más apoyos entre los ciudadanos es la de un pacto entre el PNV y EH Bildu, alternativa por la que se decantan el 26 por ciento, seguida de un ejecutivo en minoría (23 por ciento) y un pacto entre nacionalistas y el PSE (22 por ciento). Muy por detrás se sitúan quienes plantean un acuerdo entre PNV, PP y UPyD. El 22 por ciento de los encuestados no respondió a esta pregunta.

Convicción

El sondeo dedica un apartado a analizar el grado de convicción de los vascos a la hora de votar. Algo más de la mitad de las personas consultadas (53 por ciento) manifiesta que votó convencida por el partido elegido, un 15 por ciento dice haberlo hecho con "ciertas dudas" y un 30 por ciento sostiene que se trata de la opción "menos mala". 

Sin embargo, la encuesta indica que la decisión no implicaba seguridad en la opción elegida. Una mayoría (77 por ciento) tenía decidido a quién iba a votar antes de iniciarse la campaña electoral. El resto tomó la decisión durante la misma (12 por ciento), en la jornada de reflexión (3 por ciento) o el mismo día de las elecciones (8 por ciento). Entre los votantes, el principal factor a la hora de decidir el destino del voto, en consonancia con otras elecciones, sigue siendo el partido político, cuestión que determina el sentido del sufragio para el 46 por ciento. Las propuestas o programa son señaladas por uno de cada tres votantes (31 por ciento). El candidato aparece en tercer lugar, con un 11 por ciento.

Desengaño hacia los políticos

Entre las razones de los abstencionistas para no votar se citan el "desengaño" hacia los políticos (47 por ciento) y razones diversas que ponen en segundo término el hecho de votar (23 por ciento), tales como "hacer otras cosas", "da lo mismo votar que no votar" o "la no existencia de partidos que le convenciesen de votar". Vistos los resultados de las elecciones, el 60 por ciento de las personas consultadas los analiza "más bien positivamente", frente a un 13 por ciento que lo hace "mas bien negativamente". Además, una inmensa mayoría (96 por ciento) manifiesta estar conforme con su voto. Preguntados los abstencionistas si, una vez conocidos los resultados, preferirían haber votado, un 78 por ciento se mantiene en su posición, mientras que un 17 por ciento preferiría haberlo hecho. En este último grupo, el 32 por ciento habría votado al PSE-EE; un 24 por ciento, al PNV; un 15 por ciento, al PP; un 7 por ciento, a EH Bildu y un 5 por ciento, a IU- Ezker Anitza. Un 17 por ciento no contesta a esta cuestión.

"Polarización"

Por otra parte, más de la mitad de la población consultada (57 por ciento) dice que ha tenido "mucho" o "bastante" interés por estos comicios, frente a un 29 por ciento que dice haber tenido "algo" o "poco" interés. Un 14 por ciento responde que no ha tenido "ningún interés".   Desde el Gobierno vasco se ha destacado que, "en consonancia con la polarización y las expectativas electorales expresadas en la campaña, las opciones nacionalistas son las que más interés han mostrado por estas elecciones". El 82 por ciento del electorado de EH Bildu manifiesta haber tenido "mucho" o "bastante" interés, cifra que en el acaso del PNV alcanza el 69 por ciento y en el del PSE y el PP, el 64 y el 58 por ciento, respectivamente. Siete de cada diez personas consultadas afirman que la campaña electoral les ha servido poco o nada para ver las diferencias entre unos partidos y otros. En contraste con el 64 por ciento de participación registrada en los comicios, el 83 por ciento de los encuestados afirma haber acudido a votar, lo que refleja una ocultación de la abstención de 19 puntos.

Ocultación de voto del PP

También se constata una ocultación de voto en el Partido Popular, que llega a los ocho puntos. En sentido contrario, el porcentaje de quienes dicen haber votado al PNV supera en casi cuatro puntos al resultado realmente obtenido por esta formación. En el resto de los partidos no se detectan diferencias significativas respecto a los resultados electorales reales. El 60 por ciento del electorado del PP y el 55 por ciento del PNV son mujeres. En sentido inverso, el 70 por ciento del electorado de UPyD es masculino, así como el 61 por ciento de los votantes de EH Bildu y el 57 por ciento de los de Ezker Batua. El resto de las opciones políticas presenta "una distribución de género más equilibrada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios