El fiscal pide que encarcelen a la policía local del crimen de León

  • El Ministerio Público aprecia riesgo de fuga ante la posible condena de 13 ó 15 años de prisión

El fiscal del juicio por el crimen de Isabel Carrasco, Emilio Fernández, reclamó ayer el ingreso inmediato en prisión de Raquel Gago al entender que existe riesgo de fuga tras ser considerada culpable de asesinato, atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas.

Fernández subrayó la "gravedad de las penas" a las que se enfrenta, que oscilan entre los 13 y 15 años de cárcel. Las acusaciones se adhirieron a esta petición.

Raquel Gago, de 42 años, agente de la Policía Local de León, es la única de la tres acusadas por el crimen de la dirigente del PP -todas ellas consideradas culpables de los mismos delitos- que permanece en libertad provisional.

El letrado Fermín Guerrero, que representa a Gago, pidió al tribunal que se mantenga la libertad provisional de su patrocinada hasta que se resuelvan los recursos que ha anunciado que presentará a la sentencia, que se conocerá en los próximos días.

El tribunal ofreció a Gago la oportunidad de cerrar la vista. "¡Confíen en mí!", dijo visiblemente emocionada. "Si ustedes pueden tener cierta confianza en mí como hasta ahora. Piensen en ello", suplicó garantizando que cumplirá las medidas cautelares que se le impongan si se le permite seguir en libertad condicional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios