Del infierno a la gloria

  • El Ejército ha evolucionado marcialmente hasta ser la institución mejor valorada.

Comentarios 10

Las Fuerzas Armadas son probablemente la institución que más ha evolucionado en los últimos 30 años, en los que los militares han pasado de golpistas a convertirse en la institución más valorada, con plena profesionalización, presencia de la mujer y participación en misiones internacionales.

En aquella jornada del 23 de febrero de 1981, el Ejército fue visto por los españoles como una amenaza para la democracia y se vivieron horas de incertidumbre en las que generales como Jaime Milans del Bosch tuvieron especial protagonismo sacando los tanques a las calles de Valencia.

Las dudas comenzaron a disiparse cuando el Rey secundó la democracia y cortó las aspiraciones de cambiar el rumbo de España por parte de unos militares que serían condenados más tarde.

Nada queda de aquellos años en los que la configuración de los Ejércitos era exclusivamente masculina, con personal voluntario o profesional y del servicio militar obligatorio -que vería su final en el año 2001.

En 1988 se reguló por primera vez el acceso de la mujer a las Fuerzas Armadas y hoy pueden llegar a todos los destinos e ingresar en todos los cuerpos. Son ya más de 16.000 las mujeres que integran los ejércitos, e incluso el Ministerio de Defensa está, por primera vez, en manos de una mujer: Carme Chacón. Cuando el teniente general Gutiérrez Mellado, entonces vicepresidente del Gobierno, fue zarandeado en el hemiciclo, la cartera de Defensa la ostentaba Agustín Rodríguez Sahagún. Desde entonces han sido titulares del ministerio Alberto Oliart (UCD), Narcís Serra (PSOE), Julián García Vargas (PSOE), Gustavo Suárez Pertierra (PSOE), Eduardo Serra (PP), Federico Trillo (PP), José Bono (PSOE) y José Antonio Alonso (PSOE).

Otro de los principales cambios experimentados ha sido la participación en misiones internacionales, que comenzó en 1989 y ha supuesto una apertura al exterior. Desde entonces, más de 100.000 militares españoles han sido desplegados en más de 50 operaciones. Entre ellas, en Afganistán, donde permanecen unos 1.500 militares de forma continua y que supone la misión más arriesgada y peligrosa del Ejército hasta hoy.

Sin embargo, la polémica surgió con la participación en la guerra de Iraq, bajo el mandato del PP en julio de 2003, que terminó con la decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de retirar las tropas, en mayo de 2004. También en 2003 un suceso grave sacude a las Fuerzas Armadas y se convierte en su principal tragedia: el accidente aéreo del avión Yak 42, que se estrella en Turquía cuando regresaba de Afganistán y fallecen 62 militares.

Hoy, y desde 2008, las Fuerzas Armadas se mantienen en primer lugar en el índice de confianza de los españoles respecto a sus instituciones, según los últimos barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

RTVE ofrece un especial con todos los detalles del intento de Golpe de Estado del 23 F en el Congreso de los diputados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios