La negociación de PP y C's para investir a López Miras se estanca

  • Los aforamientos y los límites a la acusación particular son las diferencias fundamentales

El candidato a la investidura del PP murciano, Fernando López Miras, durante un acto el pasado 4 de abril. El candidato a la investidura del PP murciano, Fernando López Miras, durante un acto el pasado 4 de abril.

El candidato a la investidura del PP murciano, Fernando López Miras, durante un acto el pasado 4 de abril. / Marcial Guillén / Efe / Archivo

La presidenta de la Asamblea Regional de Murcia, Rosa Peñalver, propuso ayer a Fernando López Miras, diputado del PP, como candidato a la Presidencia del Gobierno autonómico, mientras este partido y Ciudadanos (C's) mantienen inamovibles sus posiciones en la negociación para su apoyo.

La vinculación que el PP quiere hacer para que los partidos políticos no puedan ejercer la acusación particular en procesos judiciales en los que se encuentren implicados adversarios de otra formación con la exigencia de C's de eliminar los aforamientos para diputados y consejeros autonómicos sigue siendo el gran escollo.

El PP prefiere amordazar a la oposición antes que evitar que se cometan actos de corrupción"

El día en el que se confirmaba lo previsible, que el candidato elegido por el ex presidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, líder del PP regional, optaría a ser investido nuevo jefe del Ejecutivo autonómico, líderes nacionales del PP y C's terciaban en las negociaciones con declaraciones públicas.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se mostró partidario de una reforma legal que impida el uso "espurio" y "torticero" que de la acusación particular hacen los partidos para intentar ganar por vía judicial lo que no consiguen en las urnas, de forma que se determine la legitimidad de quienes sí tienen derecho a esa acción particular frente a otros que no están afectados .

En Onda Cero, Hernando señaló que el PP está dispuesto a cumplir el requisito de C's siempre que se limite la acusación particular y que no implique un referéndum sobre esa reforma constitucional.

Desde el partido naranja, su secretario general, José Manuel Villegas, desvinculaba ayer completamente ambas cuestiones, entre otros motivos porque en Murcia es posible acabar con los aforados reformando el Estatuto de Autonomía.

Ciudadanos ve "problemas de constitucionalidad" en la propuesta de restringir quiénes pueden ejercer la acusación particular, puesto que está recogida en la Constitución y, a su juicio, no debería separarse de otras reformas de la Justicia, como las que garantizarían la "independencia" de la Fiscalía del Gobierno.

Villegas subrayó que si no hubiera sido por el ejercicio de esa acusación "muchos de los casos de corrupción que se están investigando no se hubieran podido investigar", máxime cuando hay "sombras de duda" sobre la independencia del ministerio fiscal.

Desde el PSOE murciano se abonaron a esta tesis al señalar su secretario de Comunicación, Emilio Ivars, que si se hubiera prohibido a los partidos ejercerla no habrían aflorado algunos casos de corrupción. "El PP prefiere amordazar a la oposición antes que evitar que se cometa corrupción", indicó en un comunicado que califica de "pantomima" la vinculación de esa restricción con los aforamientos.

"Al PSOE no lo va a amordazar de ninguna de las maneras" un partido que "arremete contra los denunciantes buscando la impunidad de sus delitos", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios