El soberanismo recaba apoyos entre críticas por politizar la Diada

  • Puigdemont carga contra Rajoy por pretender ser el impulsor de la candidatura de la fiesta como patrimonio de la Unesco

Los partidos y entidades soberanistas aprovecharon la fiesta de Sant Jordi de ayer para recabar firmas y apoyos en favor de un referéndum sobre la independencia de Cataluña, entre críticas de Ciudadanos y PPC por "politizar" la Diada. Las celebraciones arrancaron a primera hora de la mañana con la tradicional declaración institucional del presidente catalán desde el Palau de la Generalitat.

Carles Puigdemont cargó contra el Gobierno de Mariano Rajoy por pretender aparecer como principal impulsor de la candidatura de la fiesta de Sant Jordi para que sea declarada patrimonio inmaterial de la Unesco. Si bien señaló que cuantas "más instituciones se añadan mejor", también advirtió de que "si lo logramos, no será gracias a herederos políticos de aquellos que persiguieron la cultura catalana durante décadas, sino gracias a los que han mantenido viva la llama de la lengua de cultura a través de sus libros".

Los populares ironizan sobre el "irrealizable" proyecto independentista del líder catalán

Puigdemont animó a los catalanes a aprovechar la Diada para "demostrar al mundo una vez más" que Cataluña es "un país culto que hace del libro y la rosa sus armas más poderosas". Después de que el Govern en pleno se comprometiera por escrito a "organizar, convocar y celebrar" un referéndum, ayer sus miembros exhibieron otra vez unidad con unos selfies desde el Palau de la Generalitat, que difundieron los consellers Neus Munté y Toni Comín a través de Twitter. "Así comenzamos la celebración de la Diada con los compañeros del Govern, alegres, unidos y combativos", escribió Comín, junto a tres fotografías en las que aparecían Puigdemont, Munté y otros consellers.

El reconocimiento de la fiesta del libro y la rosa de Sant Jordi como patrimonio inmaterial de la Unesco es un objetivo que comparten el Gobierno central y la Generalitat, pero la visita del pasado viernes a Cataluña de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para apoyar la candidatura despertó recelos en el soberanismo.

Frente a estos recelos, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, aseguró que el Gobierno central "está liderando" la candidatura de la fiesta de Sant Jordi. "Mientras unos nos quieren dividir, otros estamos defendiendo, protegiendo, gobernando para todos los catalanes", recalcó.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ironizó al respecto del "irrealizable" proyecto independentista y comentó que Puigdemont y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, podrían hacerse "millonarios" escribiendo una "novela de ficción" sobre el proceso independentista. También fue crítica la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que acusó al Govern de querer "politizar" la fiesta de Sant Jordi y lo instó a "abandonar la senda de la confrontación" con el Gobierno del Estado y a "trabajar juntos" para que la Diada sea declarada patrimonio de la Unesco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios