La tesorera del PP niega que el partido borrara documentos de los ordenadores de Bárcenas

  • Carmen Navarro dice que cuando los informáticos los formatearon no había ningún archivo de su predecesor. La juez cita al PP como investigado por daños informáticos y encubrimiento.

Comentarios 3

La juez de Instrucción número 32 de Madrid ha citado a declarar en calidad de investigado al representante procesal del Partido Popular (PP) en el marco de la causa que tramita por el supuesto borrado de los ordenadores usados por el ex tesorero del partido Luis Bárcenas. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el representante del PP irá a declarar el viernes 12 de febrero a las 11:00 para ser interrogado sobre unos supuestos delitos de daños informáticos y encubrimiento. El mismo día, declarará después, también en calidad de investigado y por los mismos supuestos delitos, el abogado del PP Alberto Durán.

La magistrada ha tomado esta decisión tras tomar declaración como investigados a la tesorera del PP, Carmen Navarro, y al ex responsable de informática del partido Javier Barrero, aunque fuentes jurídicas han comentado que la instructora se plantea cambiar la condición de este último a la de testigo. Carmen Navarro ha manifestado que los responsables del partido no ordenaron dicho borrado y que cuando abrieron los ordenadores para su reasignación tras la marcha de Bárcenas no tenían ningún documento del ex senador.

Durante su comparecencia, de aproximadamente una hora y media, ha añadido que Bárcenas dejó de ser empleado del PP en 2010 y que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya declaró firme la desestimación de su demanda por despido improcedente, según han dicho las referidas fuentes jurídicas. Ha relatado que por iniciativa suya y tras consultar a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se le comunicó en 2013 a Bárcenas que no debía ir a la sede del partido ante las informaciones que se estaban conociendo sobre los 47 millones de euros que supuestamente tenía en Suiza y sus papeles con la presunta contabilidad B del partido.

Ha mantenido que con los dos ordenadores portátiles que había usado Bárcenas se aplicó el protocolo del partido para su formateado y posterior reasignación y que los responsables de informática le aseguraron que cuando los abrieron no había ya documento alguno del ex tesorero. En este sentido, ha abundado en que se conservaron en el servidor del PP correos electrónicos de Bárcenas y que de hecho la Policía puedo recuperarlos para incorporarlos a las investigaciones de la Audiencia Nacional, donde el ex tesorero está imputado en los casos Gürtel y de los papeles de una supuesta contabilidad B del partido.

Carmen Navarro ha recordado que se hizo cargo en 2010 primero de la gerencia y pasado algo más de un año también de la tesorería y que se encargó de organizar y profesionalizar estas áreas ya que carecían de protocolos y de inventarios de ordenadores. Ha añadido que por ello contrató a José Manuel Moreno, responsable en el partido de sistemas de información, encargado de la informática. Navarro ha relatado que cuando llegó se le informó de que Bárcenas seguía teniendo a su disposición una sala en la sede del partido en la calle Génova, en la planta tercera, pero ha asegurado que no trataba con él y que solo coincidieron en una ocasión.

Por otra parte ha comentado que el entonces responsable de seguridad Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas, no le informó de que éste tenía urgencia para retirar sus efectos de dicho despacho, entre ellos los ordenadores, y que el asesor jurídico del partido Alberto Durán estaba en conversaciones con el abogado del ex tesorero para que procediera a ello. Según Navarro, la primera respuesta fue el 1 de marzo de 2013 mediante un burofax que ella recibió en el que Bárcenas reclamaba sus efectos, entre ellos los ordenadores, y le informaba que interponía denuncia por robo, hurto y apropiación indebida. Navarro ha indicado que se le insistió una semana más tarde a Bárcenas que podía recoger sus efectos una vez que acreditara los que eran de su propiedad, hasta que a finales de ese mes de marzo el ex tesorero envió a dos personas para llevarse sus pertenencias, entre ellas un trineo y unos cuadros, pero no los ordenadores porque no acreditó que fueran suyos.

Por su parte Javier Barrero, según las fuentes indicadas, ha dicho que no había protocolo de seguridad de los ordenadores del partido y que él no compró los dos portátiles usados por Bárcenas a pesar de que era el encargado de adquirirlos por lo que ha estimado que podrían ser del ex tesorero, que le ordenó que descargara algunos documentos en disquetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios