fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Ramón Jáuregui, ministro de Presidencia

"Todos trabajamos con Zapatero como presidente hasta marzo de 2012"

  • Asegura que es "absolutamente falso" que se haya planteado el relevo del leonés por Pérez Rubalcaba y señala que Griñán tiene aún recorrido para "acrisolar" la candidatura del PSOE en Andalucía.

Comentarios 6

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui Atondo (San Sebastián, 1948), asegura que es "absolutamente falso" que se haya planteado el relevo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Todos trabajamos en el partido y en el Gobierno con Zapatero como presidente del Ejecutivo hasta marzo de 2012", insiste. Además, el político vasco señala que el líder socialista andaluz, José Antonio Griñán, tiene aún recorrido para "acrisolar" el liderazgo de "nuestra candidatura en Andalucía".

-La convención de Zaragoza ha servido para que el PSOE recupere la sonrisa, ¿no?

-El PSOE está recuperando mucho ánimo porque las cosas se están haciendo muy bien. La convención de Zaragoza ha sido el inicio un camino de recuperación que puede dar muchas sorpresas todavía.

-¿La renovación de la apuesta socialista por el Estado de las autonomías es el principal logro de la cita aragonesa?

-La cita aragonesa ha servido para poner en común el modelo autonómico del partido. También ha valido para responder a los peligros recentralizadores y antiautonómicos que se observan en el PP.

-¿Deben las comunidades autónomas devolver competencias al Estado?

-El trasfondo de la exigencia del PP lleva a eso. Aunque ellos dicen que no quieren revisar el modelo autonómico, la filosofía es neocentralista. Reivindicativa del Estado frente a las autonomías. Pone en evidencia una falta de fe en el modelo autonómico y el atávico sentimiento antiautonomista que late en el PP como mucha fuerza.

-¿Por qué Javier Arenas ha dicho que usted defiende la privatización de las televisiones autonómicas?

-Porque manipula mis palabras. Hablando de que las comunidades autónomas deben hacer ajustes en sus gastos, cosa que los socialistas tenemos en el horizonte de nuestra política de reformas, porque hay que reducir gastos, yo dije que cada comunidad autónoma tiene que analizar si lo que gasta en televisión es adecuado o no. De ahí a interpretar que eso equivale a privatizar las televisiones hay un abismo.

-La convención ha servido también para aparcar el debate sucesorio hasta 2012, o eso al menos pidió el presidente Zapatero. -¿Ha habido un intento de sustituir a Zapatero por Rubalcaba?

-No hay ningún intento en ese sentido. Todo es absolutamente falso. Todos trabajamos en el partido y en el Gobierno con Zapatero como presidente del Ejecutivo hasta marzo de 2012. Y eso lo tenemos todos muy claro.

-¿En qué se parece el pacto social firmado hoy por el Gobierno, sindicatos y empresarios con los Pactos de La Moncloa?

-Yo no haría comparaciones. Cada cosa tiene su contexto, y yo no situaría el pacto actual en el contexto de 1978, con una inflación desbocada y una desvertebración política. No es el caso. Sin embargo, el acuerdo social que hemos alcanzado tiene una gran importancia al ser España el único país en Europa que ha alcanzado un pacto con los empresarios y los sindicatos, -y posiblemente los partidos políticos-, para afrontar la crisis. Además, el pacto no es cosmético ni retórico; es multisectorial y contempla reformas a 20 años, como es el caso de las pensiones. Asimismo, funda en el diálogo social y la interlocución con empresarios y sindicatos una especie de guía de nuestra política.

-¿Acabarán el PP y la izquierda minoritaria suscribiéndolo?

-No le puedo decir. Pero es muy difícil negarse a suscribir un pacto de esta naturaleza, que, además, está siendo recibido en los ámbitos internacionales muy bien… Nadie entendería que un partido como el PP, que aspira a gobernar en España, pueda quedarse al margen de unos acuerdos que los ellos saben, en su fuero interno, que son formidables.

-La foto de consenso coincide con otro mal dato de paro: 130.000 parados más en el mes de enero. ¿Cuándo empezará a generar empleo nuestra economía?

-Enero es estacionalmente de los meses peores del año. Tenemos la expectativa de un crecimiento del 1% o algo más en 2011. Si es así, nosotros empezaremos pronto a crear empleo. Tengo la impresión de que 2011 tendrá un balance neto positivo y de no destrucción de empleo. Será la primera vez que esto ocurra desde 2008. Si es así, España habrá iniciado la senda de la recuperación, una recuperación que requerirá de grandes esfuerzos colectivos.

-¿Le preocupa que el retroceso electoral del PSOE en Andalucía sea más acentuado que en otras partes de España?

-No puedo ocultar que las elecciones en Andalucía son muy importantes para el PSOE. Tengo la impresión de que las elecciones andaluzas aún tienen recorrido. Probablemente nuestro partido está sufriendo el desgaste de una crisis que afecta a todos los gobiernos de Europa, y esto se ha visto acentuado por el nivel de poder que el PSOE tiene en Andalucía. Pero creo que también está en la retina de los andaluces que el PSOE es el partido que ha vertebrado la identidad andaluza, el gran hacedor de la modernidad andaluza…

-¿Cómo valora ahora la sucesión en la presidencia de la Junta?

-La operación fue diseñada perfectamente en el inicio. Cuando me enteré, pensé que, no estando Chaves, Pepe Griñán era el mejor candidato. Hay pocas personas tan preparadas, con un nivel de conocimiento tan amplio. Pensé que era el candidato ideal y lo sigo pensando hoy.

-¿Representa el cambio que reclamaba en Andalucía hasta el electorado socialista?

-Era un cambio obligado porque así lo exigen los tiempos. Griñán era la persona adecuada para sustituir a Chaves. Él tiene todavía recorrido para acrisolar, para hacer más sólido, el liderazgo de nuestra candidatura en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios