La 'Feria de la crisis' recibe más de un millón de visitantes

  • El Ayuntamiento califica esta edición de "memorable", mientras que PP y caseteros subrayan "la pérdida de brillo y de público"

Comentarios 21

Tras una semana de Feria llega el momento de hacer balances. La alcaldesa de la ciudad, Pilar Sánchez, aseguró ayer que esta edición ha sido "memorable, con mucho calor pero al menos el tiempo ha acompañado". La edil apuntó que aunque aún desde el Gobierno local se están recabando todos los datos, "las primeras informaciones de los caseteros son que las ventas han ido muy bien, en muchos casos, según nos han dicho, han triplicado las del año anterior". Asimismo, también destacó que "todo el mundo ha hablado de la iluminación, que sin coste alguno, más allá de lo que ya costaba al Ayuntamiento, ha propiciado que haya habido hasta referencias nacionales a nuestro nuevo alumbrado. La Feria es la máxima expresión de nuestro ciclo festivo, hemos recibido más de un millón de visitantes, con muchos extranjeros que ya forman parte del paisaje de la Feria. Es el mejor evento lúdico de la provincia y tenemos que seguir mimándolo, cuidándolo, dándole brillo y esplendor porque la Feria además ha proporcionado trabajo a mucha gente".

La edil agradeció "el esfuerzo de los caseteros por promocionar el flamenco de Jerez. Ese es nuestro camino, nuestro futuro y nos comprometemos a incentivar las casetas que programen flamenco". Respecto a la seguridad, Sánchez recordó que tampoco "hemos tenido que lamentar ningún incidente grave y eso nos llena de alegría y quiero felicitar a los jerezanos por eso".

En cuanto a las casetas-discotecas, la alcaldesa aseguró que se sancionaron "en cuanto las detectamos y a las reincidentes se les aplicará la ordenanza de Feria, y las que no tengan que estar en el Real, no estarán. Las normas de convivencia son para cumplirlas y no renunciaremos al carácter tradicional de la Feria, en la que hay horario para todo".

Por su parte, desde la Asociación de Casetas de la Feria de Jerez han destacado que respecto a años pasados, en esta edición "ha habido una falta masiva de público debido a la cercanía de la celebración de la Feria de Sevilla y la coincidencia con la de El Puerto, a lo que hay que añadir la crisis, por lo que la gente ha consumido menos". Respecto a la iluminación, el portavoz de la asociación, Óscar Real, añadió que el cambio este año "sobraba porque la que tenía estaba bien y ese dinero se podría haber empleado en otros fines". En cuanto a los precios en la Feria, Real aseguró que en algunas casetas han sido "desorbitados. La alcaldesa dijo en 2010 que iba a hacer una reunión con la Asociación de Caseteros con el fin de poner los precios más asequibles y los precios han sido altos, sobre todo, en las de la juventud y las que han estado llevadas por hosteleros". Real apuntó que sin embargo, otras muchas "sí hemos intentado poner precios más asequibles. Hay que decir que había gente que venía con el bocadillo de casa y en la Feria lo que se pedía era la bebida, como se hacía antiguamente". El portavoz también dio la voz de alarma sobre los precios de las atracciones, "que son elevados". Desde la asociación también se quejan de los carruajes, "ha habido muchos coches de alquiler que están prohibidos por la ordenanza y la indumentaria no era la correcta por lo que se deslucía la Feria". Real recordó además que el Ayuntamiento prometió una ventanilla única para agilizar los trámites en el montaje de las casetas, "y no lo ha cumplido, y los gastos en las tasas han sido los mismos. El consistorio no ha echado una mano en este sentido". También hubo objeciones sobre el albero, al que "le han echado el cloruro cálcico muy tarde y el viento ha levantado mucho polvo, así que hay numerosos alérgicos que no han podido pisar la Feria". Respecto a la promoción del flamenco desde las casetas, Real pidió que se cumpla la ley de Espectáculos Públicos en cuanto al aforo, "ya que algunos espectáculos de flamenco no se pueden contratar porque ni disfrutan los socios ni el resto de los ciudadanos por la cantidad de gente que viene".

Como puntos positivos, Real subrayó "los nombres de las calles del González Hontoria, que sí nos gustan; el control policial ha sido muy bueno como en años anteriores y la recogida de basura también ha sido eficiente. Espero que el año que viene el Gobierno que esté sepa proteger el escaparate que significa para el turismo la Feria de Jerez".

Desde el PP, la candidata a la alcaldía, María José García-Pelayo, también ha hecho un repaso a siete días de fiesta y aseguró que la Feria "ha perdido brillo, siendo uno de los elementos más importantes para promocionar la ciudad. Le ha faltado nivel y ha habido mucha tensión, respecto a las protestas contra la alcaldesa que se vivieron el día del alumbrado". La popular cree que "no hay que tocar lo que está bien y la Feria tiene más de bien que de objeciones, aunque siempre hay que trabajar por mejorarla, como el tema de los precios de las atracciones. También necesita engrandecerse el Caballo de Oro. La Feria tiene una base muy solida pero hay que trabajarla". García-Pelayo calificó esta Feria como "la de la crisis y los precios de las casetas han sido elevados. El reto que tenemos es que en 2012 haya más personas trabajando y que no sea una fiesta tan inaccesible. Creemos que hace falta más organización y cuidado en el montaje. La Feria no necesita tantas novedades. Y en cuanto a los nombres de las calles del Real, los que están se merecen estar pero echamos de menos a muchos artistas que se merecían también su sitio".

más noticias de FERIA DE JEREZ Ir a la sección Feria de Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios