Casetas con nombre

Un 'Revuelo' de caseta

  • Por segundo año consecutivo, tres socios de familias hosteleras se hacen cargo de una de las casetas más veteranas del recinto ferial

Comentarios 4

La caseta 'Revuelo' es uno de los clásicos de la Feria del Caballo. No en vano este entoldado lleva prácticamente dos décadas con presencia continuada sobre el albero del parque González Hontoria.

Este año, la caseta es trabajada por tres socios con amplia formación en la hostelería como son los casos de Leoncio Santos, Juan Carlos Hurtado (hijo de Juan Hurtado, que fuera propietario del prestigioso restaurante Gaitán) y Antonio Sánchez Sosa (hijo igualmente del recordado Antonio Sánchez, propietario durante años del famoso bar 'Canalejas' ubicado en la popular barriada de La Plata).

Todos ellos han aportado sus conocimientos para conseguir que su hueco en el número 122 del parque González Hontoria destaque tanto por el servicio como por su buena oferta gastronómica.

Tal y como mandan los cánones, 'Revuelo' oferta a los visitantes esos ingredientes que en estos días no pueden faltar en caseta alguna. Se trata del "marisco, jamón y queso de primerísima calidad", señala Juan Carlos Hurtado, haciendo especial hincapié en esas patas "que nos llegan directamente de Extremadura y que aportan el mejor sabor a ibérico que imaginarse puedan". Junto a todo ello, apuntan Leoncio y Antonio Sánchez "se une una amplia oferta de guisos como es el caso de la carne de toro de lidia", la carrillada "que es uno de nuestros platos estrella" -se apresuran a apuntar- así como una composición cuyo nombre, digámoslo así, lo resume todo: se llama 'Pajartarte'.

¿En qué consiste semejante plato? Absténgase los estómagos endebles de leer lo que sigue a continuación: "Se trata de una bandeja de patatas de la colonia de la Algaida de Sanlúcar fritas, sobre las que se depositan unos huevos fritos, así como pimientos fritos del tipo 'cuerno de cabra' y lonchas de jamón". Al capítulo de guisos hay que unir también el cazón en amarillo así como "el guiso gitano", una elaboración que ayer por ejemplo era de carnes de cerdo "a la que la cocinera hasta le canta por sevillanas y bulerías. Más gitano no puede salir el plato", señala con indudable gracejo Juan Carlos Hurtado mientras el resto de sus compañeros sonríen.

En lo que se refiere a los precios, los socios de 'Revuelo' apuntan que "estamos básicamente en la media. Cobramos la media de Tío Pepe a 7,50, pero el cliente puede tener la seguridad de que se trata de un fino que está rotando constantemente en el congelador para que sea consumido en su punto perfecto 'on ice', helado. Sinceramente creemos que pocas casetas más pueden ofrecer un vino tan frío como el nuestro, que verdaderamente es una auténtica delicia".

Ésta será en concreto la segunda feria que los socios se hagan cargo de la caseta 'Revuelo'. Conocedores como son de que la Feria del Caballo se compone de momentos diferentes en los que el cuerpo va pidiendo cosas nuevas, han ideado una serie de cócteles de mojitos de los que este medio puede dar constancia de su sabor.

Según explica Antonio Sánchez, "básicamente tenemos tres tipos de mojitos que podemos ofrecer a nuestros clientes. Se trata del mojito cubano, del 'raf mojito con frambuesa' y del mojito de naranja", que lleva en su composición cream, ron, menta y otros ingredientes que Sánchez Sosa prefiere callar por aquello "del secreto profesional". El resultado, al menos en el de naranja, es realmente espectacular. Damos fe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios