Talleres y juegos para los niños

  • El director de Bienestar Social comprueba el desarrollo del programa social-educativo del campamento

Comentarios 1

La rutina de los feriantes en el campamento instalado en la avenida de Chiribitos se rompió ayer con la visita de trabajo del director general de Bienestar Social y del Mayor, José Manuel Jiménez. El motivo de este encuentro fue conocer de primera mano cómo viven y si se cumplen las expectativas del programa socio-educativo que se está llevando a cabo. "Nuestro objetivo es que los niños estén por las mañanas en esta escuela y que los padres puedan hacer sus tareas. Estamos muy satisfechos de esta intervención porque pensamos que es importante que se haga desde el punto de vista social", recalcó Jiménez, quien resaltó que "desde el equipo de Gobierno creemos que una Feria abierta es cuando se consigue lo que estamos haciendo, cuando las personas que vienen de fuera son bien acogidas". Los feriantes, extrañados por la ausencia de la alcaldesa a esta cita anual, felicitaron al delegado por las mejoras en el asentamiento y transmitieron sus peticiones para próximas ediciones como las duchas y llaves en los aseos, "porque entra todo el mundo y nunca lo podemos mantener limpio", señaló Mari Luz.

Los niños, principales protagonista de la jornada, demostraron su agradado ante la instalación de la 'escuela'. "Estamos muy bien, nos gusta", apuntó Ramón. "Todavía me acuerdo del nombre de mi maestro", señaló un joven del campamento, mientras lamentaba que "ya no puedo asistir porque soy mayor". Los trabajadores sociales que se encargan de estas actividades durante toda la semana destacaron que "antes de abrir por las mañanas ya tenemos a niños en la puerta. Llegamos media hora antes para preparar las cosas y nos están esperando. Es muy gratificante trabajar con ellos". Esta programación para los más pequeños nace con el objetivo de evitar que los niños trabajen en el Real. "Los padres saben que en la Feria los niños no pueden pedir por ley y en eso vamos a ser inflexibles. La Feria hace gala de no tener a ningún menor utilizado por sus padres", recalcó Jiménez, quien acentuó que "hay que recordar que el único Ayuntamiento de España que hace este tipo de intervención es el de Jerez, somos un referente para muchos otros municipios". Desde primera hora de la mañana, dos educadores y siete trabajadores sociales intentan que su estancia en la ciudad durante la Feria sea lo más divertida posible. Talleres, juegos y actividades escolares. Todo sea por evitar la mendicidad infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios