Sección Oficial

El convulso despertar del sueño europeo

  • 'La Sección Oficial' convoca lo último de Vinterberg, Meier, Garrone, Seidl y Lafosse junto con valores emergentes.

Del fin del mundo visto desde España (Fin) al fin del sueño europeo (Eat, sleep, die, Reality, Paradise: Faith, Boy eating the bird's food), de la enseñanza de la Historia (A Royal affair) a sus huellas diluidas en un presente desencantado e incierto (Recoletos, arriba y abajo), de los retratos de intimidad en crisis (A moth in Thailand, À perdre la raison, Cherchez Hortense) a un cierto sentido lúdico, combativo o aventurero de la existencia (Good vibrations, Call girl, Me too), de los pequeños grandes dramas de la sociedad del bienestar (The Hunt, Sister) a las enseñanzas siempre sabias de los maestros (Gébo et L'Ombre), la Sección Oficial recoge hasta 17 muestras diversas y variopintas de un cine europeo que lucha por preservar una identidad propia ante los envites de la uniformidad y los productos de diseño global. 

No encontrará el espectador cintas demasiado edificantes ni complacientes, si acaso perfiles más o menos relajados, miradas más o menos distanciadas, sórdidas o irónicas, a una realidad no demasiado alentadora que exige respuestas desde todos los frentes, desde la clásica denuncia social al desenmascaramiento de las dinámicas interiorizadas en el seno de la pareja o la familia, desde la experiencia de la Historia a los márgenes de la exclusión a los que el cine casi siempre llega tarde. 

La Sección Oficial recupera a hijos pródigos como el belga Joachim Lafosse, que ya debutó aquí con su poderosa Folie Privée, convoca a valores autoriales seguros como el danés Vinterberg, el italiano Garrone, el ruso Balabanov o el austriaco Seidl, le hace hueco a la pausada sabiduría de la palabra y la puesta en escena del gran patriarca Oliveira y al talento de uno de los grandes guionistas del cine moderno, Bonitzer, pero también sigue atenta a los destellos del nuevo cine rumano (Negoescu) y griego (Lygizos) o a esas promesas (Meier, Pichler, Covi, Frimmel, Marcimain) que dejarán de serlo gracias a este certamen. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios