El sector audiovisual andaluz teme el "fundido en negro" de la industria

  • Profesionales del cine alertan de que tras los recortes "no está previsto ningún rodaje" y exigen a Canal Sur que "cumpla la ley" e invierta el 6% en producción cultural.

Comentarios 10

La presentación de la sección Panorama andaluz del Festival de Cine Europeo, en la que se proyectan 28 títulos entre cortos y largometrajes de la última producción de la comunidad autónoma, sirvió de plataforma para la reivindicación de los creadores del sector audiovisual, que volvieron a pedir a Canal Sur Televisión que invierta un 6% de sus ingresos en producción de ficción y documentales, algo a lo que la televisión está "obligada" por ley y que "incumple" según el colectivo de afectados. Un nutrido grupo de profesionales, entre los que se encontraban los actores Antonio de la Torre, José Luis García Pérez y Antonio Dechent, el productor Gervasio Iglesias y el director Benito Zambrano, alertó de que la industria andaluza puede vivir "un fundido en negro" debido a que por la falta de apoyos "actualmente no hay previsto ningún rodaje".

Gervasio Iglesias señaló la "paradoja" de que mientras "los títulos españoles de los que más se habló a finales de 2011 y el primer semestre de 2012 eran andaluces, películas como La voz dormida, Grupo 7, Carmina o revienta y El mundo es nuestro", el apoyo a la cinematografía de la región se está reduciendo "a pasos agigantados". El productor enumeró "algunos datos demoledores" para resaltar la importancia de este entramado cultural: los "27.000 puestos de trabajo generados, sólo en el sector del cine y documentales, entre los años 2006 y 2010", el hecho de que "por cada euro que ha aportado la Junta, sólo en impuestos ha recuperado 1,56 euros, mientras que las productoras han multiplicado por 4,57 esta inversión", o la circunstancia de que "hemos estado con nuestros trabajos en todos los festivales, en todos los continentes, y nuestras obras se han vendido a 120 países".

Por su parte, Benito Zambrano mostró su asombro por no encontrar "ni siquiera una pequeña lágrima en los que recortan en Cultura. Sabemos que el Gobierno no va a llorar, porque para el PP los creadores fuimos como un grano en el culo cuando la guerra de Iraq, pero es indignante que con un partido supuestamente de izquierdas en Andalucía ocurra esto", observó sobre los drásticos recortes que se han ejecutado desde la Junta. La del director fue una de las voces más exaltadas que se oyó ayer, particularmente cuando se refirió a los políticos. "¿Se presentaron a las elecciones para mantener sus puestos o para dar soluciones?Hemos hablado con técnicos de la Consejería, pero los que están por encima de ellos, como el consejero, están durmiendo. No sé qué les pasa, no ven que la cultura es importante. Lo que hemos construido nos ha llevado 14 ó 15 años, pero a los políticos no les importa lo que ocurriera antes de su llegada, no tienen memoria", lamentó. Para el lebrijano, desde la administración pública no se han esforzado para acabar con determinados clichés en torno al cine. "No han hecho nada para cambiar esa impresión de que las subvenciones al sector es un dinero que se destina a unos vagos. Hay más subvenciones en el ámbito del automóvil, en la minería, en la agricultura, pero somos nosotros los que arrastramos la fama de subvencionados, de vagos".

El actor José Luis García Pérez también manifestó su decepción: admitió sentirse "traicionado" y sostuvo que "lo que se estaba creando como un oasis se ha convertido en un páramo". El sevillano habló de la "desintegración de un tejido cultural" y puso como ejemplos "que se haya desmantelado el circuito teatral y se hayan retirado ayudas ya concedidas a compañías de teatro".

Antonio de la Torre recordó una de las acepciones que plantea la RAE del término cultura -"conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico"- para resaltar la trascendencia que tiene el apoyo al sector. "Hay algo en juego más allá del cine andaluz, de nuestros puestos de trabajo. Estamos hablando de una de las claves que permite que una sociedad sea libre, que pueda decidir su propio futuro", dijo el malagueño, que ayer presentó en un pase especial su película Invasor, dirigida por Daniel Calparsoro.

El presidente de la Asociación de Empresas de Producción Audiovisual en Andalucía (Aepaa-Apria), Manuel Gómez Cardeña, matizó que no están exactamente "en contra" de Canal Sur. "Queremos que cumpla algo que dicta la ley, y también con la misión encomendada de apoyar la industria audiovisual andaluza, algo que no se puede sacar adelante con cicatería", afirma. Por ahora, desde en el sector están dando los pasos para "no recurrir a tribunales. Queremos hablar, que se nos escuche. Y en cuanto se vea que es un callejón sin salida, que esperemos que eso no se produzca, entonces recurriremos a otras vías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios