Francisco Perujo, Director de la Agencia del Flamenco

"El Festival ha ido de menos a más sin que aún haya tocado techo"

  • Perujo cumplirá el próximo mes de junio su primer año al frente de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, organismo

Comentarios 1

Francisco Perujo, periodista y flamencólogo malagueño nacido en 1972, cumplirá el próximo mes de junio su primer aniversario al frente de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, organismo dependiente de la Consejería de Cultura. Tras abandonar el cargo la actual ministra de Igualdad, Bibiana Aído, Perujo recogió el testigo y asumió el reto de afianzar un ente con unos cimientos cada vez más sólidos.

El Festival de Jerez cumple trece ediciones, ¿cómo ha visto la evolución de la muestra?

El Festival de Jerez claramente ha ido de menos a más. Considero que después de doce años y, celebrándose ahora como se va a celebrar la décimo tercera edición, no ha tocado techo, está en crecimiento constante. Es un festival que crece: crece en el número de alumnos que visitan Jerez en estos días y se matriculan en sus distintos cursos de los diferentes grados de iniciación y/o complejidad formativa; y además, crece en la calidad y en la solidez de una oferta cultural de primerísimo nivel que se encuentra sin duda entre los grandes festivales de flamenco del mundo, como no podría ser de otra manera tratándose de Jerez y siendo esta ciudad primerísima cuna del flamenco.

¿Cómo cree que puede mejorar?

Yo creo que el Festival de Jerez es una experiencia muy consolidada que se ha hecho un hueco bien diferenciado, que tiene un formato y un modelo bien diferente y distintivo con un sello de calidad certificada indiscutible; que puede mejorar, desde luego, puede seguir creciendo, esa es la apuesta, pero en todo caso, tendría que hacerse y sé que va a hacerse con una apoyatura permanente a todo el trabajo bien hecho de estos primeros doce años.

¿Qué papel considera que juega en el mapa de los festivales y certámenes flamencos?

Además de su consolidación, sin vuelta de hoja, el Festival de Jerez ha cambiado el paradigma y el modelo de festivales de flamenco, entre otras cosas porque no encuadra sus contenidos de forma prioritaria en aquello que se programa sobre la escena, como sí hacen la mayoría de festivales de flamenco con los que compite. Invierte la perspectiva y aporta un nuevo concepto en el que la gran importancia del festival se concentra sobre todo en su vertiente, en su opción, en su apuesta por la formación que tiene eso sí un estrambote y una prolongación escénica por la tarde, por la noche, de una indudable calidad. Pero los que vienen a Jerez no sólo vienen para dejarse seducir por el pálpito de la transmisión de las emociones sobre la escena, sino que lo hacen para ser imbuidos por el magisterio de los artistas dentro de este abigarrado, extenso, rico y equilibrado programa de cursos.

¿Cree necesaria una mayor promoción en el exterior de la muestra?

Creo que cualquier festival, cualquier programación cultural, sea de flamenco o no, de esta dimensión requiere de una proporcional estrategia de promoción internacional porque, si bien los esfuerzos se centran en la producción y en el encaje de los contenidos, es cierto que, mientras más se conozca a nivel internacional estos contenidos, mayor capacidad de conexión con el público potencial del Festival de Jerez tendrá esta muestra, que persigue sobre todo que Jerez se siga convirtiendo durante dos semanas en la auténtica ONU del flamenco.

Desde su cargo se ha propuesto, entre otras cosas, que el flamenco irrumpa con fuerza dentro de la enseñanza reglada, ¿no es así?

Sí, yo creo que el salto cualitativo que hay que dar en este momento es del salón de actos al aula y poder encarrilar sin estridencias, sin resistencias, con normalidad el flamenco como un elemento más dentro del currículo de los niños y niñas de Andalucía desde los primeros escalones de la enseñanza reglada hasta los escalones superiores de la misma ya en la universidad. Este horizonte es complejo y transversal porque no solo afecta a la Consejería de Cultura sino que entra en interacción con las competencias de otras consejerías de la Junta como es el caso de Educación e Innovación, Ciencia y Empresa. La idea es no ir hacia atrás, y ya me he reunido con responsables de ambas consejerías para en la legislatura vigente calibrar cuál es la mejor fórmula para insertar el flamenco como materia de estudio y contenido regularizado.

¿Qué otros planes maneja la Agencia que usted dirige a corto y medio plazo?

En estos momentos vamos a sacar una nueva ayuda a festivales para que los de pequeño y mediano formato de dentro y fuera de Andalucía se puedan beneficiar. Creo que hay que consolidar nuestra estrategia de internacionalización del flamenco, que nos ha permitido tener un lugar destacado y permanente en el Instituto Cervantes. Abrir puertas en los festivales de música del mundo al flamenco, como es el caso de Salzburgo. Y sobre todo, sabiendo que la internacionalización del flamenco es una prioridad porque, además de la necesidad de exportar con calidad nuestra cultura, también es un formidable yacimiento de empleo en una situación económica muy intempestiva. No podemos descuidar el patio interior, y debemos de apostar por consolidar las ayudas a las peñas y a la producción y a las giras de todos los artistas flamencos.

¿Qué aporta este año la Consejería de Cultura, a través de la Agencia, al Festival de Jerez?

El Festival de Jerez cuenta con el mayor apoyo de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco en 2009. Es el evento flamenco que de largo recibe el mayor apoyo de Cultura, como avanzó y confirmó la propia consejera Rosa Torres. En este caso, son 180.000 euros y, a pesar de los nubarrones económicos, se ha consolidado la aportación, lo que supone un ejemplo fehaciente de nuestro compromiso en todo momento con la ‘Jerez Flamenca’ en sus distintos proyectos. En esta edición, la Agencia está detrás, por ejemplo, del estreno de ‘Lluvia’ de la Yerbabuena;del homenaje a Mario Maya;de ‘Dos voces para un baile’, de Javier Barón;de ‘Entre la luna y los hombres’, de La Moneta;‘Tórtola Valencia’, de Isabel Bayón;‘Oro viejo’, de Rocío Molina;‘Cádiz de la frontera’, de Andrés Peña y Pilar Ogalla; ‘Flamenco se escribe con Jota’, de Miguel Ángel Berna, Úrsula López y Rafael Campallo; ‘Pastora’, de Pastora Galván;y ‘Mi último secreto”, de la compañía de Mercedes Ruiz. La logística de la Consejería de Cultura y de la Agencia en Jerez se abre de par en par para facilitar el mayor apoyo posible para el engrandecimiento y el éxito pleno del Festival”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios