La previa del Consejo

Javier Barón: solo contra 28 palos

  • El bailaor alcalaíno, Premio Nacional de Danza 2008, trae hoy al Festival ‘Dos voces para una baile’, donde se suceden casi una treintena de variantes para un pequeño formato en el que “cobro menos y bailo más”

El último Premio Nacional de Danza en la modalidad de interpretación, Javier Barón, acude hoy a su ya tradicional cita con el Festival de Jerez para presentar Dos voces para un baile, espectáculo que estrenó hace algunos años en Sevilla pero que ha sufrido “una serie de modificaciones que le han hecho ganar muchísimo”. Bajo la dirección musical del especialista Faustino Núñez y con la puesta en escena a cargo de David Montero, el bailaor alcalaíno se ha planteado el reto de construir una propuesta muy ambiciosa pero de pequeño formato. “Cobro menos, bailo más”, resumió ayer entre risas durante su comparencia ante medios, artistas y aficionados en el Consejo.

No en vano, el guión que propone el musicólogo gallego consiste en una partitura de fragmentos de 28 palos flamencos —en principio, iban a ser 32— diferentes, lo que implica un enorme esfuerzo por mantener en todo momento “una dinámica de principio a fin, al ir pasando de un estilo a otro”. “Es un espectáculo para los más entendidos, para los menos entendidos y para los que están aprendiendo, hay muchos estilos de cante, baile y toque”, explicó Javier Barón, al tiempo que ensalzó a sus acompañantes en el atrás, empezando por la pareja de voces flamencas. “Necesitábamos cantaores de alta exigencia, como son José Valencia y Miguel Ortega”, puntualizó.

En todo caso, la propuesta parte de “mis comienzos” y es una parada para hacer inventario personal de lo logrado hasta la fecha y “dar un salto adelante”. “Se trata de un planteamiento musical sin interrupción y queríamos que todo fluyese detrás para que el baile tenga el marco adecuado para expresarse”, comentó David Montero, director escénico de un espectáculo “sencillo” en el que hay una gran preocupación, al margen de por la música, por la iluminación.

Con música de su compositor habitual, el guitarrista jerezano Javier Patino, Barón acomete un ejercicio de desnudez donde está solo frente a una sucesión de palos flamencos sin aditivos. No obstante, en su apoyo estarán Juan Diego y Antonio Molina ‘El Choro’, que además de palmeros, actuarán como bailaores en los momentos de transición. “Voy a intentar enfrentarme a los miuras;esto es durillo, pero disfrutamos muchísimo”, reconoció el también coreógrafo sevillano a propósito de Dos voces.

Cositas flamencas, del sevillano José Porcel, y un nuevo recital doble de cante y toque en Villavicencio a cargo de Tamara de Tañé y Antonia Jiménez, cierran la sexta jornada de la muestra jerezana. Porcel, que se ausentó ayer de la rueda de prensa, presentará un pequeño gran formato dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’. Un espectáculo, según reza en su ‘dossier’ de prensa, que “mezcla fuerza, técnica y, sobre todo, cositas flamencas”. Porcel, que cuenta además con un elenco de cuatro bailaores, estará respaldado por el cante de Gemma Caballero y Pedro Obregón, guitarra, violín y percusión.

La otra propuesta que completa la oferta de la jornada será el doble recital en Villavicencio a cargo de la guitarrista portuense Antonia Jiménez y la cantaora jerezana Tamara Tañé. En el primer caso, el referente del toque femenino contemporáneo ejecutará temas propios, creaciones personales, que van desde la farruca a la malagueña, pasando por los tanguillos y las bulerías. Por su parte, la joven voz de la cantera local deseó “echa un ratito bueno” y expresó su ansia “por pasarlo bien”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios