En los Apóstoles · Ciclo 'Toca Toque'

Pulsaciones de mucha fortaleza

Está comprobado que no tener una fama importante en el difícil mundo del flamenco supone combatir contra algunos elementos, en este caso la presencia de público. Fue una pena que en la noche del pasado sábado se dieran cita en Los Apóstoles tan pocos aficionados porque el recital ofrecido por José Luis Rodríguez fue de los más notables del Festival.

El tocaor onubense preparó un repertorio variado (dividido en tres etapas: Inocencia, Transición y Experimental) y en el que pudo demostrar que es un músico de los pies a la cabeza y que su sonanta, al menos como solista, es una de las mejores de país.

José Luis es un guitarrista muy personal cuyo dominio de la mano derecha es considerable. Su pulsación es envidiable, un detalle que dota a su toque de una fortaleza y una vehemencia a tener en cuenta y que tuvieron su máximo apogeo en la guajira ‘La niña de mis ojos’, que terminó con una escala final impresionante, o en la rondeña ‘Todo lo ocupas tú’, con un sentido rítmico muy bello y llena de matices.

Hasta once temas sonaron en la bodega jerezana, piezas pertenecientes a diversas etapas artísticas de Rodríguez, pero todas ellas con una impronta personal. A ello contribuyó la presencia de Mercedes Cortés y de todo un veterano de los escenarios, Juan José Amador (autor de la mayoría de las letras), que aportaron la nota de cante. Breves pinceladas, pero llenas de contenido que sirvieron para descargar el ambiente de tanta guitarra.

Pero si hubo un momento especialmente interesante durante su concierto éste sucedió al interpretar una libre composición que dedicó al Niño Miguel. En él se pudo ver una guitarra sosegada, de un desgarre y una profundidad terribles gracias, entre otras cosas, a un trémolo de mucha contundencia y velocidad.

José Luis Rodríguez repasó numerosos palos del flamenco: Mineras, bulerías, fandangos, soleá, taranta, rondeñas, alegrías y tangos, con los que puso broche final a su actuación a la que sólo hubo que ponerle un pero, su extrema duración, pues una hora y media de guitarra a palo seco (pese a las pinceladas en el cante de Juan José Amador y Mercedes Cortés) resultaron un tanto cargante.

Guitarra: José Luis Rodríguez. 2ª guitarra: Antonio Detelli. Percusión: Antonio Montiel. Cante: Juan José Amador y Mercedes Cortés. Técnicos de sonido: Rafael Sánchez y Juan Bermúdez. Técnico de luces: Ada Bonadei. Dirección artística: José Luis Rodríguez. Producción ejecutiva: Elie Márquez. Día: 7 de marzo. Lugar: Los Apóstoles. Aforo: Media entrada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios