El balance

La XVI edición del Festival mantiene sus parámetros

  • El certamen alcanza el 92’7% de ocupación, con un total de 31.875 espectadores, e Isamay Benavente considera que "ha sido la mejor en el aspecto artístico"

 Un año más, el Festival de Jerez ha cumplido con las expectativas. La situación económica y la merma del número de espectáculos con respecto a anteriores ediciones no ha restado afluencia a una muestra que ha alcanzado sus dieciséis años con un total 31.875 espectadores y una ocupación media del 92'7 por ciento. 

Los datos fueron anunciados ayer en la tradicional rueda de prensa final que contó con la presencia de la alcaldesa de la ciudad, María José García-Pelayo, Antonio Real, delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, María Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco; e Isamay Benavente, directora del certamen. 

La primera edil destacó "la fortaleza, la aceptación y la capacidad de atracción y la proyección" como las características que han definido esta última edición del Festival. "Fortaleza porque ha logrado mantener sus altos niveles de ocupación, pese a celebrarse en una coyuntura económica claramente desfavorable, tanto a nivel nacional como internacional", añadió. Sobre la "aceptación", hizo referencia a la "respuesta favorable del público y la crítica hacia los espectáculos programados".

Para María José García-Pelayo, esto es posible gracias a "la capacidad de atracción" del certamen. Una atracción que, en su opinión, "obedece a la singularidad de un proyecto artístico basado en una de las señas de identidad de Jerez, pero que traspasa nuestras fronteras".

En cuanto a la "proyección" de la muestra, puso el acento en que "sus actividades (espectáculos, cursos, presentaciones) tienen un efecto multiplicador a través de los medios de comunicación y es capaz de generar un turismo cultural que logra reactivar la actividad económica en la ciudad".

En su intervención, la alcaldesa de Jerez explicó que el Festival sigue fiel a su filosofía de ser "un escaparate sobre todo lo que acontece en el mundo del flamenco", donde tienen cabida todas las generaciones y tendencias estéticas, con el baile como hilo conductor. "A todos ellos el Festival les abre las puertas, como ha hecho siempre", apuntó. Ese carácter abierto de la muestra también se extiende al público, al que calificó de "universal", puesto que procede de 40 países. 

García-Pelayo agradeció "la complicidad" de las Administraciones y de las entidades públicas y privadas que patrocinan y colaboran con el certamen. En su opinión, esa "complicidad va calando en la ciudad que empieza a creer que la cultura es un sector económico con futuro". No obstante, dijo que en este aspecto "hay que profundizar más, no todo está hecho en relación con el Festival", ya que el flamenco no sólo forma parte de nuestra cultura e historia, sino que se ha convertido "en un instrumento de creación de riqueza y de empleo".

Tras reiterar el apoyo del Ayuntamiento al certamen, garantizando su continuidad y potenciación, hizo hincapié en que en estos tiempos de crisis "gastar menos no significar no hacer las cosas", sino que hay que "apostar por lo importante". A su juicio, "estamos ante un evento que debe considerarse una inversión más que un gasto", atendiendo a los ingresos que genera en la ciudad. 

Antonio Real, delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, hizo hincapié en que, durante la celebración del Festival de Jerez, la ocupación hotelera ha superado el 60%, en la mayoría de los establecimientos. "Es obvio el interés que despierta el flamenco en nuestra ciudad y la repercusión del certamen", indicó.

El mayor repunte de ocupación se ha registrado en hostales, seguidos de hoteles de hasta tres estrellas, aunque la subida también se ha dejado notar en algunos establecimientos de cuatro estrellas. 

La Oficina de Turismo atendió a 2.037 personas, de las que 828 eran españoles y 1.209 extranjeros. Por comunidades autónomas, los andaluces fueron los más numerosos, seguidos de madrileños y catalanes. A nivel internacional, ingleses y franceses forman el contingente más importante.

María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, resaltó en su intervención "nuestro compromiso" con el Festival de Jerez. Un compromiso que calificó de "vital para fortalecer nuestra cultura". 

Por su parte, Isamay Benavente, directora del Teatro Villamarta, confesó que "los números han vuelto a poner de manifiesto que el flamenco como industria cultural es muy fuerte y Jerez tiene ahí un potencial". 

Además, reconoció que "ésta ha sido la mejor edición del Festival en lo artístico", e insistió en que "ha sido más que nunca un escaparate de nuestro tiempo, un escaparate de lo que hay y de lo que viene y de lo que va a venir, pero también con un respecto hacia los mayores".  

La directora del certamen agradeció "el apoyo del público, que una vez más ha estado ahí", y señaló que "si tenemos alguna posibilidad de jugar un papel como industria cultural del mundo tenemos que abrirnos y no sólo contar con artistas de Jerez, sino de todos los sitios".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios