El cante desde la cuna

  • El disco 'Pasaje en el tiempo' se estrena mañana en el Festival de Jerez reivindicando la tradición oral y apostando por la nueva hornada de jóvenes.

Los integrantes del disco posan junto a David Lagos, productor artístico, y Saray García, que participará en el estreno. Los integrantes del disco posan junto a David Lagos, productor artístico, y Saray García, que participará en el estreno.

Los integrantes del disco posan junto a David Lagos, productor artístico, y Saray García, que participará en el estreno. / miguel ángel gonzález

La esencia cantaora de Jerez ha pervivido de generación en generación desde hace años. De padres a hijos se ha transmitido oralmente una manera de decir el cante que distingue sobremanera al intérprete jerezano. Ahora, y tras varios años de interrogaciones en las que se temía que el relevo generacional no llegase, un numeroso grupo de jóvenes artistas irrumpe con fuerza en el panorama flamenco de la ciudad. Es en este conjunto donde encontramos a Rafael del Zambo, Enrique Remache y Manuel de la Nina, que bajo la dirección artística de David Lagos, la guitarra de Fernando de la Mini y el respaldo económico de Antonio Ramírez, responsable del Tabanco El Pasaje, han puesto en pie el primer número de una colección, 'Paso a los jóvenes flamencos', cuyo objetivo primordial es seguir dando salida a la inagotable cantera de la ciudad.

"La idea surgió de Antonio Ramírez. Quería sacar un disco para los jóvenes, pero me propuso una lista muy amplia. Entonces le dije que lo mejor sería grabar una colección, cada una con tres o cuatro chavales, y así nació el proyecto. El objetivo es que la juventud muestre que en Jerez hay gente que se preocupa del cante de la tierra", explica David Lagos.

Después de un año de trabajo, en el que se ha dedicado el tiempo a "elegir los temas", y sobre todo "a ver qué tipo de cante le venía bien a cada uno", se grabó el disco, en el que según el productor artístico "hemos intentado que los chavales hicieran como mínimo dos registros distintos, uno un cante que dominan y luego otro que les obligara a mostrar otra faceta suya".

Así, Manuel de la Nina ha grabado bulería por soleá, malagueña del Mellizo y una saeta; Rafael del Zambo, cantiñas y tientos "del Garrido de Jerez que antes se llamaban tangos, ahora tientos y los hemos adaptado a un aire más actual", señala Lagos; y Enrique Remache, un taranto de Manuel Torre, seguiriyas y fandangos de corte jerezano. El último de los temas, el décimo, recoge un fin de fiesta por bulerías con los tres jóvenes y las voces Enrique Soto y Enrique 'El Zambo'.

"Los cantaores ya no pueden vivir con cuatro cantes", afirma Rafael del Zambo, algo que corrobora David Lagos. "Ahora sales y el público no conoce cuatro, conoce todos, e incluso hay veces que sales al extranjero y hay gente que sabe más de cante que tú".

El acompañamiento guitarrístico corresponde a Fernando de la Mini, aunque en algunos temas han colaborado también Diego del Morao y Manuel Parrilla. De cualquier forma, Lagos considera que Fernando "ha estado a la altura, creo que ha crecido mucho como guitarrista". Es más, el propio tocaor es consciente de que "te ves solo y eres tú el que tienes que resolver, el producto es bueno, ahora sólo necesitamos que guste".

"Para mí ha sido la mejor experiencia de mi vida", asegura Rafael del Zambo que se enfrentaba por primera vez al estudio. "Es difícil, pero la verdad es que he aprendido mucho, tanto de David como del resto de compañeros".

Más experiencia en este ámbito ha tenido Manuel de la Nina, el benjamín del proyecto. "A mí me ha costado mucho la malagueña, he pasado fatigas, pero creo que ha merecido la pena". "Guste o no guste ya no depende de nosotros, pero está hecho como se tenía que hacer. Hemos tenido que estudiar mucho, ya no vale con cantar bien", indica Enrique Remache.

El resultado es un disco muy compacto, que suena y sabe a Jerez y con cierto aire al barrio de Santiago, huérfano de nuevas voces desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios