"Lo que me da más palo es ir por el mismo camino que los demás"

-¿Qué le pones y qué le quitas al Festival de Jerez?

-Es un punto importante para la vida de los artistas flamencos. Lo veo como la entrega de los Oscars pero en versión flamenca y pura. La Bienal es como una galería y el Festival es lo más cercano al flamenco.

-¿Recuerda el sitio más extraño en el que actuó?

-He actuado en muchos sitios extraños. Por ejemplo, en una cuadra he bailado, en una plaza de toros, en la playa...

-¿Quién tiene más compás Rajoy o Zapatero?

-¿Compás? No veo que tengan ritmo bueno ninguno. Están dejando la danza y la cultura a un lado. La época no es la mejor, por eso de la crisis, pero deberían apoyar más. Es normal que cuando lleguen festivales como el de Jerez, la Bienal o la Suma Flamenca nos matemos todos; son los únicos sitios donde podemos exponer lo nuestro.

-¿Qué palo le da más palo?

-Lo que me da palo es ir por el mismo camino que los demás. Siempre he buscado diferentes formas para hacer nuevos movimientos. Los ritmos son los que hay, pero se pueden trabajar y crear montones de formas y que siga siendo flamenco. Es una respuesta compleja, pero lo entiendo así. Me gusta coger lo contemporáneo, lo latino, lo indio o árabe e incluirlos en el flamenco.

-¿Qué le da más miedo la crisis o los aviones?

-La crisis por supuesto.

-¿Con quién se partiría la camisa?

-Me suelo desabrochar la camisa, porque partírmela no, con gente pura, aunque no tengan esa base técnica o un nombre. Esta gente, cuando hacen algo, emanan sentimientos.

-Doctor Rojas, ¿en qué estado se encuentra hoy en día el flamenco?

-No sabría decirlo, pero sí que en mi caso rehuyo de los movimientos que tiran hacia abajo y no están de acuerdo con la evolución. Hay que mirar hacia adelante.

-Si hubiera Oscars en el mundo del flamenco o la danza, ¿quién debería haberlo recibido ya?

-Ahora mismo se lo daría a Lola Greco. Le han dado el Premio Nacional de Danza y eso es como si fuese el Oscar de la danza. Yo se lo hubiera dado ahora y hace treinta años porque ha hecho crecer mucho a la danza.

-¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

-Pues mira, hay muchos compañeros que dan mucho el cante entre comillas, y otros que lo dan de buenas maneras y están ahí en el anonimato, no se ven en tantos carteles ni en tanta Gran Vía.

-¿Con quién sueña con marcarse un paso a dos?

-A mi me encantaría bailar con Beyonce (risas).

-¿Usted es más artista de Actimel que de oloroso seco? ¿Se cuida mucho?

-Me cuido un poco, pero tomo de todo. Actimel me lo tomo por la mañana, pero el oloroso seco no lo dejo yo atrás (risas).

-¿Cómo se realiza en su ambiente doméstico? ¿A qué dedica el tiempo libre?

-Estoy todo el día metido en el espectáculo, en el baile, ya no solamente flamenco. Me gusta estar todo el día informándome y escuchando música, siempre pensando en crear. Ahora, como hay pocas oportunidades por la crisis me frustro un poco, pero bueno, gracias a Dios hay cosas como Fedra que me alimentan.

-¿De qué va Amador Rojas por la vida?

-(Risas) Nunca me habían preguntado eso. Soy una persona normal, llano, sensible, familiar y amigo de sus amigos.

-De no haber sido artista, ¿qué habría elegido?

-Algo relacionado con el arte. Antes de bailar estudiaba Diseño y Moda, pero lo dejé por el baile. Me hubiera dedicado a eso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios